Récord de ventas de Ribera del Duero el pasado año con casi 78 millones de contraetiquetas

Bodega de la Ribera del Duero.

La Denominación de Origen Ribera del Duero ha logrado un récord de ventas en 2012 con la entrega de 77.599.852 contraetiquetas para la comercialización de sus vinos dentro y fuera de España. Estos datos suponen 4.635.047 más que en 2011.

Según ha destacado el Consejo Regulador, este incremento se produce "en un periodo marcado por una crisis económica generalizada, por la crisis de poder adquisitivo de los consumidores y por el descenso del consumo en el mercado nacional".

 

En 2012, las dos terceras partes del vino comercializado fue envejecido en barrica, un segmento que supone más del 62,5 por ciento de las ventas de Ribera del Duero. En este sentido, el Consejo ha destacado el "significativo" incremento de la entrega de contraetiquetas destinadas a la producción de vinos de guarda, "muy por encima de las que se proporcionan para vinos sin permanencia en barrica".

 

El Consejo regulador ha enfatizado que el incremento de ventas con respecto a 2011 se produce a pesar de que en aquel año se registró una "abultada" cosecha en la que la entrega de uva en las bodegas inscritas a la Denominación alcanzó los 96.647.305 kilos, algo que se explica por el hecho de que, a pesar de ser "la segunda cosecha más cuantiosa de la historia", las bodegas se decantaron por la comercialización de vinos con algún tipo de envejecimiento en barrica, lo que supone "una apuesta por la producción de vinos con mayor valor añadido" en lugar de por un producto de más rápida salida al mercado.

 

Por ello, la DO considera que las variaciones en la comercialización de la Ribera del Duero se correlacionan más con las variaciones naturales de la producción debidas a factores climáticos de la zona que con los cambios en la demanda.

 

En cuanto a las razones del éxito de ventas pese al contexto de crisis internacional, el Consejo Regulador ha defendido el valor del modelo adoptado, basado "en la búsqueda de la excelencia", en la que "prima la calidad por encima de la cantidad".

 

Por último, Ribera del Duero ha destacado las "buenas perspectivas" para esta Denominación, aunque la coyuntura mundial "obliga a seguir esforzándose en mantener las ventas en el mercado nacional y tratar de aumentar las exportaciones".