Récord de solicitudes de incorporación de jóvenes al campo en Castilla y León

1.080 jóvenes de la Comunidad han solicitado la ayuda para incorporarse a la actividad agraria, cuyo plazo de solicitud concluyó el pasado 1 de julio. Ávila, Valladolid y Burgos fueron las provincias con más demanda.

En los últimos cinco años se han incorporado en Castilla y León 3.038 jóvenes para una inversión de 114 millones de euros que han contado con una ayuda de 99 millones de euros. De ellos, 1.080 han solicitado la ayuda que facilita la Comunidad en el último año.

 

El sector agrario en Castilla y León, al igual que en la Unión Europea y en España, se encuentra envejecido ya que el 60 % de los profesionales tiene más de 55 años, ligeramente por debajo de la media nacional donde el 63 % de los agricultores y ganaderos supera esa edad. Estas cifras motivan que la incorporación de jóvenes al sector agrario sea una de las prioridades del Gobierno autonómico, por lo que viene apoyando la llegada de capital humano al sector y la modernización de las explotaciones mediante distintas líneas de ayudas sufragadas con fondos del Programa de Desarrollo Rural, cofinanciado junto a la Unión Europea y al Gobierno central.

 

La convocatoria de ayudas de este año se convocó, mediante su publicación el Bocyl, el pasado 27 de mayo y el plazo de presentación de solicitudes finalizó el 15 de junio. La Consejería de Agricultura y Ganadería, con el objetivo de facilitar la presentación de solicitudes y de acuerdo con el sector, amplió el periodo de presentación hasta el pasado 1 de julio.

 

La convocatoria de este año mantiene las modalidades de ayudas puestas en marcha en la última edición, como son el apoyo a la primera instalación de agricultores jóvenes en una explotación agraria y que dediquen media jornada laboral, y la ayuda a la primera instalación de un joven agricultor en una explotación agraria aunque su pareja sea también titular de una explotación. Para ello deben crear una explotación de titularidad compartida. Esta medida pretende impulsar la cotitularidad y que las mujeres sean titulares de explotaciones.

 

La principal novedad de la convocatoria de este año es que los jóvenes puedan poner en marcha explotaciones de porcino de capa blanca aunque estas inversiones supongan un incremento de las plazas existentes -los solicitantes deben tener los permisos ambientales y de plazas autorizadas por los organismos responsables.-, esta medida ya se contemplaba para el sector ibérico y se pone en marcha dada la relevancia del sector porcino en la Comunidad, uno de los principales dentro de la ganadería.

 

A esta convocatoria de ayudas del 2014 se han presentado 1.080 solicitudes para una inversión de 98 millones de euros y una ayuda de 66 millones. Se trata del año que más solicitudes se han presentado. Por provincias, donde más solicitudes se han presentado es Ávila con 163, seguida de Valladolid con 160 y Burgos con 151.

 

La mayor parte de los jóvenes, concretamente 465, el 43 % de total, se dedicarán a la actividad agraria, mayoritariamente a los cultivos herbáceos, otros 449, el 41 %, se incorporan a la actividad ganadera, principalmente a explotaciones de vacuno de carne y el resto, 166 , son solicitudes para explotaciones con ambas actividades.

 

En esta edición se incorporan al sector porcino de Castilla y León 92 jóvenes, lo que supone un incremento del 57 % con respecto el pasado año que solicitaron su incorporación 53 jóvenes. Este incremento está motivado por las novedades para este sector en la línea de ayudas. La Consejería de Agricultura y Ganadería está actualmente trabajando en la tramitación para poder dictar las resoluciones oportunas a las solicitudes recibidas.

 

Beneficios y requisitos

 

Con esta ayuda se financian los gastos inherentes al inicio de la actividad agrícola de los jóvenes como son: el pago de la primera anualidad de un contrato de arrendamiento de tierras, gastos notariales y registrales derivados de la primera instalación, costes financieros de los préstamos destinados a financiar el capital circulante, gastos de permisos, licencias y autorizaciones administrativas originados por la instalación del beneficiario, aportación económica del joven a la entidad asociativa para su integración como socio en la misma, adquisición de derechos de producción, pago de los derechos hereditarios, a coherederos de la explotación familiar en la que se instala el beneficiario, adquisición de capital territorial y de explotación, en la medida necesaria para llevar a efecto la instalación (tierras, maquinaria, edificios) o gastos e inversiones destinados a ajustarse a las normas comunitarias existentes.

 

Los requisitos dependen de la modalidad de instalación, siendo más exigentes cuando el joven se instala en explotación agraria prioritaria, a tiempo completo, que en una explotación agraria a tiempo parcial.

 

Los requisitos para la instalación de agricultores jóvenes en explotación agraria prioritaria (a tiempo completo) son: que accedan por primera vez a la titularidad de una explotación, que se instale en una explotación prioritaria, que se instalen como agricultor profesional, es decir, que obtengan el 50 % de su renta total de la actividad agraria y dediquen más del 50 % del tiempo a dicha actividad, que posean el nivel de capacitación profesional suficiente o se comprometan a adquirirlo. Además, se requiere instalarse en una explotación que requiera un volumen de trabajo equivalente al menos a una Unidad de Trabajo Agrario; comprometerse a ejercer la actividad agraria y al mantenimiento de las inversiones en la explotación objeto de la ayuda durante al menos cinco años contados desde la fecha de la concesión de la misma; cumplir las normas comunitarias aplicables a las inversiones; tener más de dieciocho y menos de cuarenta años de edad en el momento de presentación de la solicitud de ayuda; estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social. Para que se conceda la ayuda se requerirá además la presentación de un plan de empresa.

 

Para la ayuda a agricultores jóvenes en explotación agraria a tiempo parcial sólo se requiere que se instale en una explotación que exija un volumen de trabajo equivalente a media Unidad de Trabajo Agrario y que sea una explotación agraria viable. El resto de condiciones son similares a la instalación en explotación prioritaria.

 

En el nuevo periodo de programación 2014-2020, para la medida desarrollo de explotaciones agrícolas y empresas, donde se engloba la instalación de jóvenes agricultores, se establece un importe máximo de ayuda de 70.000 euros. Esta cantidad es sustancialmente superior al importe máximo establecido en el periodo 2007-2013 que era de un máximo de 40.000 euros.

Noticias relacionadas