Recomiendan combinar el deporte en gimnasio con el que se realiza al aire libre, evitando las horas de calor

La práctica de deporte en recintos cerrados, como gimnasios, con el que se realiza al aire libre es "una de las prácticas más habituales del verano, siempre que se tomen precauciones y se eviten las horas centrales del día, cuando las temperaturas son más altas".

En declaraciones a Europa Press, Quijada, uno de los propietarios del gimnasio madrileño Ágora, a explicado que "el verano no está reñido con la práctica deportiva", por lo que recomienda combinar el ejercio en gimnasios con otras actividades al aire libre, "como participar en carreras deportivas o hacer bicicleta".

 

Quijada ha insistido en que, "aunque durante la época estival se suele relajar el ritmo, no es conveniente abandonarse por completo porque después es más complicado coger el tono en septiembre".

 

En cuanto a la práctica de deportes al aire libre, ha recordado que hay que tener en cuenta "una serie de precauciones", como "evitar las horas centrales de calor, estar siempre hidratado y mantener un ritmo suave", entre otros consejos. También ha reiterado la importancia de cuidar la alimentación a pesar de que "uno puede permitirse algún capricho, sin perder los buenos hábitos".