Recibe el alta el árbitro de 17 años que perdió el bazo tras ser agredido por un jugador

El agresor es policía de profesión

El árbitro de 17 años que perdió el bazo tras ser agredido hace una semana por un jugador del Mislata UF B, agente de la Policía Nacional de 27 años, durante un partido de segunda regional ha recibido este sábado el alta hospitalaria tras seis días ingresado en el Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

 

   La agresión se produjo durante el partido del domingo 17 de febrero de segunda regional amateur en Burjassot entre Los Silos CF A y el Mislata UF B. Hacia final del partido, el árbitro pitó un penalti en contra del Mislata y el jugador insultó al colegiado, por lo que le expulsó del campo.

 

   Entonces, el futbolista expulsado supuestamente le propinó un puñetazo y, ya en el suelo, le dio cuatro patadas que, según el parte médico facilitado por la federación, le provocaron una fractura de las costillas y le reventaron el bazo.

 

   Desde la Federación Valenciana de Fútbol se ha felicitado la actuación de la directiva de Burjassot ya que en ese mismo instante redujeron al agresor hasta la llegada de la Policía Nacional y avisaron asimismo a la ambulancia. Además, cerraron el campo para que no pudiera salir nadie.

 

   Una ambulancia trasladó al herido, que perdió tres litros de sangre, al Hospital Arnau de Vilanova, que se encuentra a unos 10 minutos de distancia. El presunto agresor ha sido expulsado del equipo y expedientado por el Cuerpo Nacional de Policía.