RECI aboga por facilitar el avance de las smart cities

La Asamblea anual de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) ha reunido en Valencia a varios alcaldes, entre ellos, Francisco Javier León de la Riva.

La Asamblea anual de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), ha reunido hoy en Valencia a alcaldes –entre ellos, Francisco Javier León de la Riva-, concejales y representantes de sus 54 municipios, ha aprobado un documento de trabajo que recoge una serie de propuestas de modificación de determinados aspectos jurídicos relativos a la Ley de Contratos del Sector Público, con el fin de favorecer la colaboración público-privada en el ámbito de la innovación tecnológica vinculada a las smart cities.

 

Este documento, elaborado por un grupo de trabajo específico de RECI en el que colaboran Garrigues y Fundetec, pretende dar respuesta a las necesidades a las que actualmente se enfrentan los ayuntamientos a la hora de contratar los servicios necesarios para convertir su ciudad en una ciudad inteligente. “La propuesta próximamente se va a trasladar al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para que los cambios propuestos puedan incorporarse lo antes posible”, ha explicado Íñigo de la Serna, presidente de RECI y de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

 

Por otro lado, la Asamblea, que en 2013 decidió que sólo los municipios de más de 50.000 habitantes pueden ser miembros de pleno derecho de RECI, ha acordado la creación de la figura del “municipio amigo” para localidades más pequeñas, que no podrán participar en la toma de decisiones pero sí beneficiarse de la documentación e información compartidas por las ciudades que integran la Red. Precisamente, el alcalde de Valladolid ha intervenido en la sesión para defender que las nuevas localidades que se adhieran con menos de 50.000 habitantes se denominen “municipios”, y no ciudades.

 

El presidente de RECI ha afirmado que “pretendemos que los pasos que vamos dando para avanzar de forma coordinada y conjunta hacia una mejor y más inteligente gestión de nuestras ciudades estén a disposición de todos aquellos municipios que nos lo soliciten, con el fin de que cada vez más ciudadanos españoles puedan disfrutar de la ventajas de vivir en una smart city”.