Rebelión también en Juventudes Socialistas de Valladolid para formar las listas de las generales

Francisco de la Iglesia y Elena Pastor se niegan a formar parte de ninguna lista que no respete el resultado de las votaciones.

Ambos han advertido de su negativa para formar parte de ninguna en el caso de que la Ejecutiva haga prevalecer el pacto entre el secretario provincial, Javier Izquierdo, y el ex subdelegado del Gobierno Cecilio Vadillo sobre el resultado de las votaciones de los afiliados.

 

En un comunicado remitido a Europa Press, han mostrado su agradecimiento "a toda la familia socialista" que ha confiado en su planteamiento "de renovación y regeneración", al tiempo que han expresado su "satisfacción" por ser, según los datos que manejan, "estar entre las cinco personas más votadas" en la lista al Congreso de los Diputados y al Senado.

 

Por ello, defienden que "en este nuevo tiempo de más participación y transparencia" abierto en el Partido Socialista "por encima de acuerdos personales se respete la voluntad de la militancia ejercida a través del voto directo".

 

"No vamos a ser parte de acuerdos interesados previos a las votaciones y, bajo nuestro punto de vista, incompatibles con el modelo de elección del voto directo que, como hemos dicho anteriormente, la ejecutiva aprobó como medio para la elección de estas candidaturas", han advertido.

 

Asimismo, han expresado su "malestar" por plantearse un acuerdo "entre personas y familias" sin "explicarse siquiera en la Comisión Ejecutiva Provincial y con un proceso de votación abierto para que fuera la militancia quien eligiera a sus representantes".

 

"Nos parece una falta de respeto a los órganos del partido y a la militancia en su conjunto, siendo además si se produce su aplicación contraria a los resultados finales, un ataque a los principios de democracia interna de nuestro partido", han insistido.

 

Por último, han aseverado que "no vale" sumar al resultado los votos de asambleas no celebradas o celebrar asambleas "de conveniencia a última hora" fuera del plazo establecido por la Ejecutiva "y después de conocer los resultados de quienes si han cumplido con lo establecido".

 

"Utilizar los medios del partido para el interés personal de unos pocos es, sin duda, un claro ejemplo de inhabilitación para coordinar cualquier proceso", han concluido.