Real Madrid - FC Barcelona: el ¿último? 'Clásico' de gloria o fracaso

El equipo de Laso se mide en el Barclaycard Center al Barcelona de Pascual para revalidar título y cerrar un nuevo año de éxito. Los catalanes, a no terminar con otro fracaso, quieren devolver la serie a Barcelona.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Sergio Rodríguez, Llull, Taylor, Thompkins y Ayón --posible cinco inicial--; Rudy Fernández, Carroll, Nocioni, Doncic, Maciulis, Reyes y Hernangómez.

 

FC BARCELONA LASSA: Satoransky, Navarro, Abrines, Doellman y Tomic --posible cinco inicial--; Ribas, Perperoglou, Oleson, Lawal, Vezenkov, Samuels y Arroyo.

 

ÁRBITROS: Hierrezuelo, García González y Jiménez.

 

PABELLÓN: Barclaycard Center.

 

HORA: 20.30/Teledeporte y C+Deportes.

El Real Madrid dispondrá este miércoles (20.30/Teledeporte) de la primera oportunidad para levantar el 33º título de Liga de su historia, una ocasión inmejorable delante de su afición ante un FC Barcelona Lassa muy achantado en esta final y que está obligado a una reacción fulgurante si quiere evitar otro 'annus horribilis'.

 

De los tres capítulos disputados en esta final de la Liga Endesa, el primero fue tan emocionante como se esperaba, pero los dos últimos no han tenido historia porque el Real Madrid ha exhibido una enorme superioridad para ganar primero por 20 puntos en el Palau Blaugrana y después por 17 en el Barclaycard Center, que puede ser el escenario del último partido del curso.

 

Este autoritario dominio del club capitalino, poco habitual entre dos equipos que acostumbran a disputar partidos muy parejos, se explica principalmente el gran momento de forma que atraviesan jugadores tan importantes como Sergio Llull, Gustavo Ayón o Rudy Fernández, quienes rara vez han coincidido en plenitud a lo largo de esta temporada llena de altibajos.

 

El Barcelona de Xavi Pascual, históricamente poderoso en labores defensivas, se ha visto desbordado por el caudal ofensivo de su adversario, que está promediando 93,3 puntos en esta final, y sabe que cualquier opción de llevar la final hasta el quinto partido, que se disputaría el sábado en el Palau (19.00), pasa por frenar esta sangría.

 

Si no lo logra, cerraría otro año casi en blanco, más allá del 'aperitivo' de la Supercopa de España, y extendería una sequía preocupante para un club acostumbrado a la gloria: sin títulos en la Liga desde 2014, en la Copa del Rey desde 2013 y en la Euroliga, desde 2010.

 

Por su parte, el Real Madrid repetiría título liguero, algo que no consigue desde hace 22 años -fue campeón en 1993 y 1994-, y reforzaría su dominio del baloncesto nacional encadenando un nuevo doblete, después de conquistar también las tres últimas ediciones de la Copa del Rey.

 

EL RECUERDO DE 2012

 

En el recuerdo de ambos equipos está la final liguera de 2012, cuando se vivió una situación idéntica y el Barça ganó el cuarto partido en la capital española, antes de confirmar la remontada delante de su afición en el quinto partido con el liderazgo de Fran Vázquez y Pete Mickeal.

 

El capitán Felipe Reyes, Sergio Rodríguez, Jaycee Carroll y Llull son los supervivientes de aquella decepción. "Fue una oportunidad perdida de cerrar la liga en casa y tenemos que aprender de esa experiencia", ha avisado el propio Llull, máximo anotador de esta final y aspirante a repetir el MVP de la temporada pasada.

 

El equipo azulgrana dispondrá de toda su plantilla para intentar emular aquella hazaña cuatro años después, mientras que el Real Madrid está pendiente de Carroll, que se torció el tobillo en el tercer partido. Sin embargo, el 'francotirador' estadounidense entrenó este martes y se espera que esté a punto para este primer 'match ball' de su equipo.