Reabren la causa contra Francis Montesinos por presuntos abusos a menores

Francis Montesinos

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Valencia ha ordenado al juzgado reabrir la causa contra el diseñador Francis Montesinos por presuntos abusos sexuales, corrupción de menores, pornografía infantil y tráfico de drogas, con el objeto de practicar más diligencias de investigación.

El tribunal valenciano ha estimado así el recurso interpuesto por la Fiscalía contra la decisión del juzgado de Instrucción 3 de Llíria (Valencia) de archivar el pasado mes de julio el procedimiento contra el diseñador al no apreciar indicios de su participación en los hechos denunciados.

 

Ahora, la Audiencia reenviará el caso al mismo juzgado instructor para que practique las oportunas diligencias de investigación solicitadas por el ministerio fiscal, así como las que pidan de oficio o a instancia de parte, para que posteriormente se pronuncie "con fundamento y libertad de criterio" sobre el sobreseimiento o la continuación de la causa.

 

Entre otras diligencias, el ministerio público reclamaba el análisis de los archivos contenidos en el disco duro incautado o en el ordenador portátil del modisto valenciano. La Audiencia estima que éstas deben practicarse por no apreciarse "ni desproporción ni improcedencia en su práctica".

 

La Audiencia recuerda en su auto, facilitado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que en este caso se plantean dos situaciones, una de ellas ocurrida en el chalet de Montesinos y otra en la vivienda de la madre del menor, presunta víctima de los abusos.

 

El tribunal estima que hay diligencias "contradictorias" puesto que el menor identifica al modisto en algunas de las pruebas y en otras niega lo previamente sostenido.

 

DEFIENDE SU INOCENCIA

 

El diseñador valenciano fue detenido a primeros de junio de 2014 tras haber sido denunciado por Fiscalía en relación con un supuesto abuso sexual a dos menores. Montesinos, tras prestar declaración ante el juez, fue puesto en libertad con cargos y con la prohibición de acercarse a las supuestas víctimas. La presunta implicación de Montesinos en esta causa surgió a través de una persona presa en Picassent desde hace unos meses y que supuestamente estaría relacionada con estos mismos hechos.


El diseñador siempre ha defendido su inocencia en este caso y ha afirmado que la denuncia presentada contra él venía de "infundios completamente falsos y erróneos", al tiempo que se ha mostrado durante todo el procedimiento "emocionalmente devastado" por la "maldad" de las acusaciones.