Reabierta la pasarela del Museo de la Ciencia tras sustituir el suelo de madera por aluminio galvanizado

La pasarela peatonal sobre el río Pisuerga que une el Museo de la Ciencia de Valladolid con el paseo Juan de Austria ha vuelto a abrirse al tránsito de personas después de permanecer cerrada durante varias semanas para que se llevaran a cabo las obras de sustitución del actual pavimento de madera por otro de chapa de aluminio galvanizado.

  

Según han informado fuentes de la Policía Municipal, este lunes la pasarela ya estaba abierta al paso de peatones, si bien los operarios todavía han afrontado algún remate de los trabajos, iniciados el pasado 8 de enero.

 

El Consistorio barajaba desde hace tiempo la sustitución del actual pavimento de madera, "de difícil conservación" y que ha suscitado numerosas quejas por roturas o por su carácter resbaladizo por la humedad, por otro de chapa de aluminio galvanizada, que requiere menor mantenimiento.

 

Al mismo tiempo, fuentes municipales han añadido que este nuevo material evacuará mejor el agua pluvial por las perforaciones con las que cuentan las placas, y permitirá unas mejores condiciones de adherencia, lo que evitará el peligro de resbalones por lluvias o por heladas.

 

La obra ha sido ejecutada para la UTE Draza, adjudicataria del Contrato de Conservación y Reformas de Infraestructura Municipales en Valladolid, y ha afectado a una superficie de pavimento a sustituir de aproximadamente 695 metros cuadrados.