Raquel Gago volverá a prestar declaración para negar su participación en seguimientos a Isabel Carrasco

La agente de Policía Local imputada por el crimen de Isabel Carrasco, Raquel Gago, prestará de nuevo declaración ante la jueza instructora del caso, Sonia González, para explicar su versión acerca de los presuntos seguimientos a la política leonesa y negar su participación en los mismos.

Esta nueva prueba testifical se desarrollará después de que también pasen ante el Juzgado de Instrucción número 4 de León los agentes de Policía Nacional encargados de elaborar el informe de localización. Para ambas diligencias aún no se ha concretado la fecha.

Así han informado fuentes de la defensa de Gago, que han asegurado que dicho informe, del que se extrae que la agente municipal podría haber realizado seguimientos a Isabel Carrasco durante la Semana Santa, tiene "cantidad de errores e incorrecciones" y que de ese texto "no se puede desprender ningún tipo de seguimiento, sin ninguna duda".

Durante la jornada de este han martes se han practicado nuevas diligencias en relación a este caso. Así, han prestado declaración ante la jueza instructora dos agentes de Policía Local que compartieron durante Semana Santa, días antes del crimen de Isabel Carrasco, horas de trabajo con la policía imputada.

Ambos han confirmado, según el letrado Fermín Guerrero, que es "absolutamente imposible" que Gago llevara a cabo esos seguimientos durante su jornada laboral y que esos días no hubo ninguna situación extraña, y que todo "estaba en orden".

Estas declaraciones están en la misma línea de las que realizaron el lunes otros dos compañeros de Raquel Gago y que también aseguraron que la agente "nunca ha contribuido a ningún tipo de seguimiento" y que tampoco habían detectado en ella "ninguna conducta extraña".

Raquel Gago permanece recluida el Centro Penitenciario de Villahierro, ubicado en Mansilla de las Mulas (León), desde el pasado 16 de mayo, cuatro días después de la muerte a tiros de la expresidenta del PP leonés y de la Diputación provincial.

A la policía local se le imputan los delitos de homicidio, tenencia ilícita de armas y atentado a la autoridad, los mismos que a las otras dos mujeres presuntamente implicadas en los hechos, la autora confesa del crimen, Montserrat Gutiérrez, y su hija Triana Martínez, ambas también en prisión.
 

Noticias relacionadas