Rajoy, tras anticipar Rivera que no apoyará su investidura: "Pues entonces apoyará a Pablo Iglesias"

Rajoy en un acto en Barcelona
Asegura que es "muy importante" la estabilidad y recalca que una coalición entre PSOE y Podemos "no sería buena para España"


BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que si el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no le apoya a él en el debate de investidura "pues entonces apoyará a Pablo Iglesias". Además, ha indicado que no sabe si el PSOE será segunda fuerza en las elecciones del domingo y ha recalcado que es "muy importante" que en la próxima legislatura haya "estabilidad política".

En un desayuno-coloquio de Barcelona Tribuna, organizado por La Vanguardia, AED y la Societat Econòmica Barcelonesa d'Amics del País, --apenas 20 horas después de la agresión que sufrió durante un paseo electoral por Pontevedra--, Rajoy ha asegurado que a él le gustaría que después de las elecciones hubiera un gobierno que tuviera un apoyo mayoritario en el Parlamento para que pudiera llevar a cabo un programa de gobierno y "todo el mundo cumpliera sus compromisos".

Al ser preguntado qué margen hay para llegar a acuerdos después de que Albert Rivera haya dicho que Ciudadanos no va a apoyar su investidura, Rajoy ha replicado: "Pues entonces apoyará a Pablo Iglesias", una frase que ha provocado las risas de la mayoría de los asistentes al foro. Dicho esto, ha recalcado de una coalición entre PSOE y Podemos "no sería buena para España".

"BATALLAR" POR LA ESTABILIDAD POLÍTICA

Ante el escenario que pronostican las encuestas, con un Parlamento fragmentado que llevará a pactos postelectorales, Rajoy ha señalado que a él le gustaría tener "una mayoría" porque es "muy importante" la estabilidad, ya que tiene una "gran repercusión en la economía y en la vida de la gente". Según ha dicho, él lo que quiere es "ganar con la mayor diferencia posible" con la segunda fuerza.

El jefe del Ejecutivo ha indicado que él va a "batallar" para que se produzca esa estabilidad. "Me gustaría que después de las elecciones hubiera un Gobierno que tuviera apoyo mayoritario en la Cámara, que presentara un programa donde se fijaran sus reglas de juego para los próximos cuatro años y que todo el mundo cumpliera sus compromisos", ha destacado.

Preguntado si cree que el PSOE quedará en segunda posición -después que los sondeos coincidan en que el PP será la primera fuerza--, Rajoy ha dicho desconocerlo. "Realmente no lo sé", ha afirmado, para agregar que ha visto encuestas "de todo tipo". Eso sí, ha recalcado que una coalición entre el PSOE y Podemos "no sería buena para España".

PREFIERE "OLVIDAR" LO QUE PASÓ EN EL 'CARA A CARA'

Tras el 'cara a cara' que mantuvo el lunes con el líder del PSOE, el jefe del Ejecutivo ha manifestado que él prefiere "olvidar" ese asunto, después de que Pedro Sánchez le acusara de no se una persona "decente" y él le llamara a su vez "ruin y miserable". "Es un asunto que prefiero olvidar, pero es importante que nos respetemos todos personalmente", ha asegurado.

En cuanto a si hay alguna posibilidad de que hay una gran coalición con el PSOE tras las elecciones generales del 20 de diciembre, Rajoy ha declinado entrar en este asunto y se ha limitado a decir que él, "con absoluta franqueza", su intención es "empezar a hablar"de posibles pactos y acuerdos el día 21.

Sobre la limitación de mandatos al frente de la Presidencia del Gobierno, ha explicado que esa limitación existe en algunos países de América pero no en Europa. De hecho, ha recordado que la canciller Angela Merkel ya va por el cuarto. A su entender, un gobernante sigue al frente porque le vota la gente y ha añadido que la política es una "actividad durísima". "Hay gente a las que le va la marcha", ha concluido.