Rajoy se apoya en sus 'barones' para solucionar el problema del déficit

(Foto: E. P.)

Habrá foto de familia en una encuentro en el que se pretende llegar a un acuerdo antes de que Bruselas haga oficial el techo del 1,2%.

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha convocado este lunes a sus presidentes autonómicos en la sede del PP para buscar un acuerdo en el reparto del déficit público, después de las posiciones enfrentadas entre los 'barones' del PP a favor y en contra del déficit a la carta.

  

Todos los presidentes del PP han confirmado su asistencia a este almuerzo con Rajoy --dos días antes de que Bruselas haga oficial el objetivo del 1,2% del PIB-- y que incluirá una 'foto de familia' de los asistentes, según han informado a Europa Press fuentes 'populares'.

  

También asistirán el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y los tres vicesecretarios del partido, Carlos Floriano (Organización), Javier Arenas (Política Autonómica) y Esteban González Pons (Estudios y Programas).

 

UNA DISTRIBUCIÓN ORDENADA

 

Con este encuentro, Rajoy quiere acercar posiciones. Hace una semana se mostró convencido de que llegarán a un "entendimiento" y se comprometió a llevar a cabo una "distribución ordenada" en el reparto de los nuevos objetivos entre todas las administraciones públicas.

  

El presidente del Gobierno ha admitido que quien tomará la última decisión sobre el déficit autonómico es él, pero que prefiere hacerlo previo acuerdo y diálogo con las comunidades. Pero entre éstas, no parece fácil el acercamiento.

  

Varios gobiernos autonómicos del PP llevan semanas manteniendo sus posturas inamovibles a favor y en contra de déficits diferenciados. Entre las primeras, la más reivindicativa es la Comunidad Valenciana, que sustenta sus argumentos en informes de expertos para demostrar que el déficit de financiación que sufre le impide cumplir el objetivo de déficit. Si otras autonomías recibieran lo que ella, asegura el equipo de Alberto Fabra, tampoco hubieran salido bien paradas en 2012.

  

Pero entre las que se oponen la firmeza no es menor. José Antonio Monago reiteró el viernes que exigirá ante Rajoy que no haya tratos diferenciales con el déficit. Su malestar por esta posibilidad defendida por las comunidades del llamado arco mediterráneo, tres de ellas de su propio partido, le llevó ha hacer un contundente juego de palabras hace unas semanas: "Ellos tienen el arco, pero yo tengo la flecha".

  

En medio, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que insiste en la necesidad de dialogar y demanda "criterios objetivos" y "no políticos" para el reparto de déficit, con "discriminación positiva" para las CCAA cumplidoras.

  

También Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha, no deja de repetir que las comunidades que el año pasado cumplieron el déficit, como la suya, no pueden salir perjudicadas y tendrán algún tipo de compensación. Sin embargo, el propio presidente del Gobierno ha reiterado el mensaje de que el mejor premio es haber hecho los deberes y consolidar una credibilidad como gestor público.

 

A LA ESPERA DEL MIÉRCOLES

  

Desde el PP se insiste en que el encuentro de este lunes no es extraordinario, que Mariano Rajoy se reúne cada cierto tiempo con los presidente 'populares' de gobiernos autonómicos y que en esta cita se hablará de cualquier tema que esté de actualidad, no sólo el déficit.

  

Pero la cita en 'Génova' inaugurará la semana en la que la Unión Europea va a flexibilizar el déficit de España del 4,5 al 6,3 por ciento y a su vez, el Gobierno relajará el de las autonomías del 0,7 al 1,2.

  

Inmediatamente después, aunque se desconoce aún el día, Hacienda y los gobiernos regionales tienen que reunirse en un Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que aprobará oficialmente ese nuevo déficit, pero sobre todo, si ese 1,2% es la cifra que deberán cumplir todas las autonomías o la media entre el déficit de unas y otras. Es decir, con déficits diferentes.

  

Hacienda está haciendo cálculos a partir de las propuestas que le han enviado todos los gobiernos regionales, con los que ha creado una comisión en el seno del CPFF para estudiar cómo establecer distintos objetivos.