Rajoy pide el voto para evitar una coalición que lleve "a la ruina": "No estamos para jugar a la ruleta rusa"

Rajoy en un mitin de cierre de campaña en Valencia

"La única batalla perdida en cualquier faceta de la vida es la que no se da" y dice que la victoria "es de quien trabaja por ella", dice.

El presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, ha instado este viernes a los españoles a votar al PP si quieren que gane el PP, pero también si quieren que "no haya una coalición que pueda llevar a España a la ruina" para después advertir: "No estamos hoy en España para jugar a la ruleta rusa".


Así se ha manifestado Rajoy en un mitin del PP celebrado en el Museo Príncipe Felipe de Valencia al que han asistido, según fuentes 'populares' unas 5.000 personas y en el que ha estado acompañado, entre otros, por el eurodiputado del PP Esteban González Pons; la presidenta del PPCV, Isabel Bonig; el expresidente de la Generalitat Alberto Fabra o la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, además de los tres cabezas de lista del partido al Congreso por la Comunitat Valenciana: Elena Bastidas, José Manuel García-Margallo y Miguel Barrachina

En un acto en el que también han estado presentes el presidente de la patronal valenciana Cierval, José Vicente González, y el de Cámara Valencia, José Vicente Morata, Rajoy ha sido recibido al grito de "presidente", "¿quién va a ganar?, el Partido Popular", "oa, oa, oa Rajoy a la Moncloa" o "se nota, se siente, Mariano presidente" por un auditorio lleno de banderas del PP, de España y senyeras valencianas.

Rajoy ha comenzado su intervención con una referencia a Venezuela y ha asegurado que los 'populares' quieren "lo mismo para España: libertad, democracia, derechos humanos" y que "los presos políticos estén en su casa por Navidad".

Asimismo, ha destacado que el PP "no es un invento de hace media hora ni el producto de ninguna operación de marketing, ni un partido de una sola persona, ni una fuerza política generada en ninguna tertulia de televisión", sino que cuenta con 40 años de historia y es "el partido más grande en España, el que tiene más militantes y mejores, que están siempre a las duras y a las maduras". Por ello, ha dicho: "Cuando ganemos el domingo, habrá ganado la militancia".

El candidato, que ha sido interrumpido por gritos de "Mariano, amigo, Valencia está contigo" y ha llegado a botar a petición de los presentes en el escenario, ha advertido de que "algunos están jugando con una coalición Podemos-PSOE, unos cuantos nacionalistas y otros cuantos de extrema izquierda", por lo que ha aclarado: "Si quieres que gane el PP, vótalo, y si quieres que no haya una coalición que pueda llevar a España a la ruina, vótalo".

En este sentido, ha recalcado que "no estamos hoy en España para jugar a la ruleta rusa ni para hacer operaciones que no se sabe a dónde conducen", al tiempo que ha explicado que "gobernar no es fácil" y ha incidido en que "no está España para estropear lo hecho ni para tirar por la borda los esfuerzos y los sacrificios de los españoles" porque es "un gran país que ha superado la peor crisis económica de su historia" y ahora ha "asomado la cabeza", va "por buen camino" pero "todavía queda mucho por hacer".

Rajoy ha recordado que los cuatro años de gobierno no han sido fáciles, el PP tenía como mandato "arreglar este desaguisado" pero evitó el rescate y, aunque ahora "todos hacen análisis", él mismo ha vivido momentos "muy difíciles pero se priorizó el gasto y "nunca se congelaron ni bajaron pensiones, se mantuvieron la sanidad, la educación y los grandes servicios públicos". "España ha cambiado y más que va a cambiar si hacemos las cosas bien en el futuro", ha insistido, para advertir de que "la confianza cuesta mucho ganarla y cuesta poco perderla", ha recalcado.

EMPLEO, TERRORISMO Y DEFENSA DE LA NACIÓN

Durante su intervención, el presidente se ha marcado cuatro grandes objetivos para los próximos cuatro años: el empleo, resolver los problemas de las personas, la defensa de la nación española y la lucha contra el terrorismo.

En el primer campo, ha recalcado que el objetivo es crear dos millones de empleos, que "se pueden crear", y ha apuntado que se seguirán aplicando las mismas políticas económicas, tras lo que ha recordado la prometida rebaja del IRPF o medidas para hacer más barata la contratación indefinida que la temporal. Respecto a las personas, ha dicho que el empleo también permitirá mantener "y subir" las pensiones, así como los servicios básicos.

CON LA UNIDAD "NO SE JUEGA"

Respecto al tercer eje, ha asegurado que con la unidad de España, "la nación más antigua de Europa", "no se juega" y "no se toca, haga lo que haga quien lo haga". Asimismo, ante los gritos de "Yo soy español" de los presentes, ha señalado que "hay que estar orgulloso de ser español" aunque haya gente que "solo quiere ver lo malo, lo negativo". "Ya sabemos que hay problemas y hay cosas que mejorar, pero esta es una gran nación con un sistema de bienestar como nadie", ha subrayado.

Así, ha apelado: "Reivindiquemos nuestra nación, nuestro país; es muy fácil hacer una lista de lo que no va bien, pero este es un país de primera". En este sentido, ha instado a no "aceptar esa España negra que pintan algunos porque es mentira".

Por último, respecto a la lucha contra el terrorismo, ha lamentado que trata de arrebatar "lo más importante que tenemos como personas: nuestra vida, nuestros derechos y nuestras libertades" y, por ello, ha recalcado, "ahí vamos a estar nosotros en España y fuera de España con nuestros aliados para dar una batalla en defensa de nuestros valores".

Rajoy ha concluido el mitin incidiendo en que "la única batalla perdida en cualquier faceta de la vida es la que no se da" y ha resaltado que "aquí hay un gran partido y la victoria es de quien trabaja por ella, de quien tiene fe, la pelea, cree lo que hace y dice; y estoy dispuesto a ganar y voy a ganar".