Rajoy pide ayuda a la desesperada