Rajoy manda a Pedro Sánchez directo a la oposición y al PSOE "a organizarse bien"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su visita a Andalucía. Foto: EP

El presidente del Gobierno redobla sus críticas a Pedro Sánchez y al PSOE: dice que sus promesas no son creíbles y "ahora prometen el oro y el moro como siempre".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha atacado este martes duramente a los socialistas asegurando que sus "recetas" electorales no son "creíbles" tras el "lío" que "organizaron en España" cuando gobernaron y les ha aconsejado estar "una etapa tranquilos" en la oposición "organizándose bien". También ha alertado ante posibles "experimentos" tras las elecciones y ha dicho que en la vida "conviene pensarse las cosas" y "andarse con mucho cuidado".

 

Así se ha pronunciado Rajoy en un mitin en el restaurante Malaspina de Sevilla, en el que le han acompañado el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, el exalcalde de la ciudad y candidato al Congreso, Juan Ignacio Zoido, y el presidente provincial de Sevilla, Juan Bueno.

 

En una comunidad gobernada por la socialista Susana Díaz, Rajoy ha dirigido sus principales críticas al PSOE. "Lo que no podemos hacer es dar marcha atrás. No se puede decir a la gente, después del lío que organizaron en España, que ahora tienen unas recetas estupendas, porque no es creíble. Tienen que estar una etapa tranquilos, organizándose bien, ver como pueden plantear las cosas mejor en el futuro", ha proclamado.

 

Rajoy ha seguido con sus críticas al PSOE subrayando que, después de hacer dejado casi 3,5 millones de parados, "ahora prometen el oro y el moro como siempre". En este punto, ha dicho que hay que seguir el rumbo marcado por el PP. "Si hacemos las cosas buen, actuamos con cabeza y no nos confundimos, podremos crear 500.000 puestos de trabajo cada año", ha apostillado.

 

 

"ANDARSE CON CUIDADO"

 

Ante el ascenso de las formaciones emergentes, como Ciudadanos y Podemos, el presidente del Gobierno ha advertido de que "experimentos, poquitos". "En general, conviene pensarse las cosas, ver lo que hay que hacer, ver la cara a uno y a otros y andarse con mucho cuidado", ha manifestado.

 

El jefe del Ejecutivo ha sacado pecho de su gestión en esta legislatura "difícil" y ha asegurado que España necesita "certidumbre, equilibrio, competencia y tranquilidad", así como "equipos y programas". A su entender, todo eso lo puede ofrecer el Partido Popular a los españoles. En este sentido, ha defendido continuar el rumbo y perseverar en las mismas políticas económicas porque el país está "claramente mejor" que cuando llegaron al Gobierno. "El proceso de cambio del que algunos hablan ahora se inició en España en 2011 y los procesos de cambio no se cortan por la mitad sino que se continúan hasta el final", ha aseverado.

 

Finalmente, el jefe del Ejecutivo ha pedido el apoyo para el PP en las elecciones del 20 de diciembre para continuar las reformas porque todavía tienen que "atender a muchas necesidades de muchos españoles". "Lo necesitamos, lo pedimos y creo que será bueno para España y no se confundirán si nos lo dan", ha concluido.