Rajoy: "Lo peor ha pasado" y España está en el "prólogo" de la recuperación

Rajoy ha clausurado la Asamblea General de la CEOE y ha indicado que la recuperación se aceleraría "de forma muy notable" si en Europa se tomaran decisiones "acertadas" y si el crédito empezara a fluir "a la mayor celeridad posible".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que "lo peor ha pasado" y que España está en el "prólogo o la primera página" de la recuperación económica, si bien ha indicado que la recuperación se aceleraría "de forma muy notable" si en Europa se tomaran decisiones "acertadas" y si el crédito empezara a fluir "a la mayor celeridad posible".

  

Rajoy, que ha clausurado la Asamblea General de la CEOE, afirmó que el Gobierno mantendrá la "misma política económica" que ha llevado a cabo hasta el momento, porque está dando sus frutos y hay indicadores positivos que anticipan la recuperación, si bien admitió que algunos resultados "llevarán su tiempo".

  

"Creo que lo peor ha pasado, por eso vamos a mantener la misma línea de política económica y lo creo así porque aunque los resultados lleven su tiempo, algo que dijimos, estas políticas están dando sus frutos y hay indicadores positivos que son el prólogo o la primera página de la recuperación económica", subrayó el jefe del Ejecutivo.

  

Ante un auditorio repleto de empresarios, a los que calificó de "imprescindibles" para salir de la crisis y les pidió "apoyo" y no "cejar en su empeño" de mejorar las cosas, Rajoy aseguró que España "está mejor que hace un año", aunque reconoció que el paro, la ausencia de crecimiento y la falta de crédito "siguen ahí" y, por tanto, apeló a la necesidad de seguir trabajando "con intensidad" porque hasta que España no crezca, no se podrá decir "que las cosas van bien". "Estamos en el buen camino, pero hay que perseverar", reiteró.

  

Tras asegurar que el Gobierno tiene plena confianza en su política económica, el presidente del Ejecutivo ha enunciado las próximas reformas que tiene previsto acometer el Gobierno, entre ellas las de Unidad de Mercado, la Ley de Emprendedores, la Ley de sostenibilidad de las pensiones, la Ley de Administración local, la reforma energética, la Ley de desindexación de la economía y la reforma de la Administración. Esta última será aprobada el próximo viernes por el Consejo de Ministros.

 

En 2014, la reforma tributaria

 

Rajoy ha fechado para principios de 2014 la Ley de reforma tributaria, que, según ha avanzado, tendrá como objetivo favorecer el ahorro, la inversión, la innovación y la creación de empleo, "que es el gran objetivo nacional".

  

El presidente del Gobierno, que realizó un repaso de las medidas adoptadas por el Gobierno en el último año, algunas de ellas "duras y difíciles" como la subida del IVA o la supresión de la extra de los funcionarios, afirmó que hace 12 meses España se encontraba en una situación "muy difícil", con una tasa de paro "muy elevada", déficit público, inflación y una deuda externa que hacían "complicada" la recuperación económica, a lo que se unió un momento de "tensión financiera" en la zona euro, que devino en "insoportable".

  

En este contexto, recordó que la prima de riesgo de España llegó a estar en los 639 puntos básicos y esa situación, "en opinión de muchos que hoy no están", iba a llevar al país "irremediablemente" a un rescate similar al de otros países del entorno.

  

En su opinión, la sensación de "asfixia" de hace un año, en la que "unos y otros hablaban solo de la fecha del rescate de la economía española", se ha superado y ahora el déficit público se ha reducido en dos puntos, 22.000 millones de euros menos, al tiempo que la inflación se ha moderado y acabará el año en el entorno del 1%, las exportaciones están creciendo y, por primera vez, se conseguirá un superávit de la balanza por cuenta corriente.

 

Motivos para "la esperanza"

 

Además, en materia de empleo, Rajoy aportó otro dato esperanzador: en los meses de marzo, abril y mayo del pasado año el paro registrado aumentó en 2.021 personas, mientras que en los mismos meses de este año, bajó en 149.294. "Hay motivos fundados para la esperanza, hay indicadores económicos que mejoran, porque la sociedad española está haciendo las cosas bien y es posible superar esta situación", añadió.

  

Tras destacar las cinco líneas en las que se centrará su Gobierno, que fijó en la reducción del déficit, las reformas estructurales, la mayor integración europea y la solución de los problemas de liquidez, Rajoy afirmó que el Ejecutivo marcó en su día un rumbo, que no se ha desviado del mismo y que mantendrá "con las adaptaciones que la realidad exija o permita".

  

Por último, agradeció a los empresarios el "esfuerzo" que están realizando para superar la crisis, les pidió "apoyo", que hablen "bien" de España dentro y fuera de sus fronteras, que "no desfallezcan nunca" y que sepan que España está yendo "por el buen camino". "El presidente del Gobierno tiene la total y absoluta seguridad de que lo vamos a recorrer con éxito hasta el final", concluyó.