Rajoy desdeña con un "¡Venga ya!" las propuestas de la Izquierda Plural y sus movilizaciones

Mariano Rajoy
El diputado de la CHA dice que el presidente ha hecho méritos para mandarle "al sitio" al que les envió Labordeta con su "¡a la mierda!"


MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tratado con desdén y desprecio las propuestas que le han hecho lo portavoces del grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) durante el Debate sobre el estado de la Nación y ha concluido su enfrentamiento con ellos acusándoles de organizar las "mareas" ciudadanas cuando pueden hablar en el Parlamento. "Venga ya, toma democracia", ha sentenciado.

En su réplica al coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, Rajoy le ha advertido de que es "muy peligroso confundir deseos con realidades", le ha reiterado que el origen de la crisis económica viene de "gastar lo que no hay" y ha llegado a preguntarle si acaso él "está dispuesto" y "tiene dinero" para hacerse cargo de la deuda española.

En varias ocasiones Rajoy ha reprochado a los portavoces de la Izquierda Plural que no se "enteran" de la realidad. Les ha dicho, por ejemplo, que no asumen que hay que pagar la deuda y reducir el déficit porque es un compromiso y europeo y que "no acaban de entender" que "cada uno puede vivir con arreglo a sus posibilidades", pero no por encima de ellas. Ante las peticiones de un plan de lucha contra fraude fiscal, les ha preguntado si es que no se han "enterado" de que el Gobierno ya ha tomado medidas en esta materia.

ESPERO QUE NUNCA PUEDA GOBERNAR

"Tengo respeto por sus ideas, pero espero que nunca tenga la posibilidad de llegar al Gobierno porque con esas ideas que defiende tendríamos un problema muy grave", le ha llegado a decir en otro momento de su intervención.

El presidente del Gobierno también ha advertido al líder de IU que no le iba a "aceptar" que le dijera "cuál es su deber" y le ha reiterado que sería "irresponsable" si no tomara las decisiones que cree que tiene que tomar, volviendo a justificar el incumplimiento de su programa electoral. "Para usted todo está mal, no hay nada decente en este país. Me gustaría verle a usted un día al frente de un gobierno, porque esto se iba a arreglar en media hora", ha añadido con sorna.

Rajoy ha confesado que no le ha "gustado" que Lara dijera que a los españoles les han "robado la esperanza" porque España es un país donde los que pueden trabajan todos los días y lo hacen bien, un país con empresas punteras que está "consiguiendo resultados en plena recesión".

"En este país hay esperanza si continuamos con las políticas que hemos planteado, pero si lo hacemos con la demagogia, las descalificaciones globales y los juicios de valor que hemos oído aquí no hay ninguna esperanza. Por suerte, ése no es el caso", ha afirmado.

El jefe del Ejecutivo se ha mostrado especialmente crítico con el pesimismo de sus interlocutores --"Todo está mal, todo hay que hacerlo de otra manera y los único que tienen razón son ustedes", les ha replicado-- a los que ha pedido "un poquito de mesura, equilibrio, sentido común y moderación".

GRACIAS POR INFORMARME DE LO QUE PIENSA LA CALLE

"Me dicen que ya no contamos con la confianza de la gente, ahora parece que el que cuenta con la confianza es usted", ha respondido a Lara, quien ha recalcado que IU no le pide "milagros, sino que cambie el curso de sus políticas y de los acontecimientos". También le ha insistido en que el "deber de cualquier político, esté o no en el gobierno, pero si lo está más, es cumplir con su programa electoral, porque si no lo hace está en fraude de ley".

Coscubiela le ha explicado que ICV no pretende "tener la razón absoluta", pero ha insistido en que hasta el electorado del PP cuestiona parte de sus políticas y que el Gobierno del partido que ha tenido de tesorero a Luis Bárcenas que se ha servido de paraísos fiscales "para amasar lo que obtuvo" no tiene ninguna "autoridad para pedir sacrificios al pueblo español porque ya no tienen credibilidad".

Además, ha vuelto a pedir elecciones constituyentes, pero no "para cambiar el Consejo de Administración del Sistema". "El modelo Cánovas-Sagasta ya no sirve. Salgan de la burbuja, vayan a la calle", ha retado a Rajoy, al que ha recordado que su opinión "vale tanto" como la del presidente. "Si fueran un poco más demócratas, la respetarían", ha apostillado.

Tras tildar "brillantes" las intervenciones de Lara, Coscubiela y Yuste, al portavoz de ICV le ha dicho que si es "el intérprete de todo lo que piensan los ciudadanos" y esa petición se la ha trasladado "la ciudadanía", él no tiene por qué pensar que no es cierta.

Pero, a continuación, ha dejado claro que no piensa dimitir sino acabar su mandato. "Si hay un Gobierno con una mayoría estable y un programa de gobierno definido, lo lógico es que siga ejerciendo sus responsabilidades. Si ustedes tienen información distinta de la mía porque dicen que ustedes andan por la calle y yo no, le agradezco que me informe", ha agregado en tono de burla.

SEGUIRÁN RECTIFICANDO

El portavoz de Chunta Aragonesista, Chesús Yuste, le ha reprochado que no hicieran ninguna mención a Aragón. "Muchísimas gracias por su silencio que es mucho más elocuente que sus palabras", ha dicho, antes de señalar que Rajoy había "hecho méritos de sobra" para mandarle a "ese sitio" al que le mandó su antecesor, el fallecido José Antonio Labordeta, quien, en una ocasión, acabó enviando "a la mierda" a los diputados del PP que interrumpían continuamente su intervención.

En su segundo turno, Rajoy, tras aclararle que él "no es el representante de Aragón" porque esa comunidad tiene "mucho más" diputados del PP e incluso del PSOE, le ha recalcado que el Gobierno sí se ocupa de ese territorio. En este punto, ha mencionado que tiene intención de extender hasta 2016 el nuevo convenio con Teruel, que se va incluir como obra prioritaria la Travesía Central del Pirineo, y se van a producir avances en las autovías A-21, A-22 y A-23.

Yuste también se ha mostrado convencido de que igual que el PP "rectificó" y terminó apoyando la iniciativa popular sobre dación en pago acabará haciéndolo en otras cosas. Mientras no lo haga, le ha dicho, "las mareas ciudadanas" continuarán hasta "que haya un gobierno decente que gobierne para rescatar a las personas y no a los poderosos".

"No deja de tener su gracia que ustedes que están aquí y pueden dar su opinión organicen estas mareas y estas manifestaciones y luego nos digan que ustedes mismos se manifiestan contra nosotros. ¡Venga ya, toma democracia!", ha exclamado poniendo fin al debate con la Izquierda Plural.