Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Rajoy contestará a la carta de Mas en 48 horas, dejando claro que la consulta no cabe en la Constitución

Ante las voces que piden contundencia frente al desafío independentista, Santamaría dice que la firmeza se ve en los "hechos"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado este viernes que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, contestará en las próximas 48 horas a la carta que le envío a finales de julio el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pidiendo autorización para celebrar una consulta en Cataluña. Sin embargo, ha señalado que el referéndum "no entra dentro del marco" que prevé la Constitución.


"La contestación de la carta a Artur Mas va a ser inminente. Le contestará en las próximas 48 horas. Y será el presidente de la Generalitat el primero que sepa el contenido de la misma", ha declarado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros Consejo de Ministros.

 

La portavoz del Ejecutivo ha señalado que, tras la celebración de los actos de la Diada, el Ejecutivo mantiene "la misma posición" y el mismo "clima de lealtad y cooperación institucional con todas las comunidades autónomas". "Tenemos un límite claro y una obligación, que es cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes. Ese es nuestro margen del que no vamos a salir", ha enfatizado.

 

Dicho esto, ha indicado que la posición del Gobierno es de "absoluta serenidad" pero también de "firmeza y fortaleza" porque la "legitimidad institucional" de todos los Gobiernos, central y autonómicos, radica en la Constitución, "que todos deben cumplir". "Nuestra posición en este punto, la de siempre, con independencia del día. Diálogo institucional con todas las administraciones, entre ellas la Generalitat, en el marco de la Constitución y las leyes. Serenos pero firmes", ha abundado.

 

NO CABE LA CONSULTA EN LA CONSTITUCIÓN

 

En este sentido, la vicepresidenta ha recalcado que el referéndum "no entra dentro del marco" que prevé la Carta Magna y ha subrayado que el Ejecutivo va a cumplir con las leyes y con la legalidad. Preguntada si cabe la posibilidad de hacer algún referéndum en el marco de la Carga Magna, ha recordado que hay sentencias del Tribunal Constitucional "muy clarificadoras al respecto".

 

En cuánto a las líneas rojas que tiene el Ejecutivo a la hora de sentarse a dialogar y negociar con Artur Mas, Sáenz de Santamaría ha respondido que la Constitución y el cumplimiento de la ley "es un buen marco para definir cuál es ese entorno de diálogo". Según ha dicho, el Gobierno central lo es de todos los españoles, incluidos los catalanes, y, por lo tanto, también "debe velar" por los intereses de los catalanes para que tengan "el mejor bienestar" y "los mejores servicios sociales".

 

Dicho esto, ha explicado que el "máximo interés" del Gobierno es "trabajar" para que en Cataluña, como en el resto de España vuelva a recuperar el crecimiento y el empleo. "Este Gobierno de la nación también es Gobierno de los catalanes y no vamos a abdicar de nuestras obligaciones con los ciudadanos de una comunidad que tiene importantes problemas de paro y necesitan una mejor gestión de sus servicios públicos", ha aseverado.

 

SIN CONSENSO PARA LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

 

Ante las críticas al Ejecutivo por el hecho de que no haga un discurso político contundente frente al desafío independentista, Sáenz de Santamaría ha indicado que el Gobierno no tiene que "exteriorizar" con palabras la "firmeza", ya que "la política declarativa sirve para lo que sirve". A su entender se actúa con "hechos" y cuando ha habido una resolución que consideraban contraría a la ley -como ocurrió con la que aprobó el Parlamento catalán-- "se han buscado argumentos para recurrirla".

 

Sobre la posibilidad de reformar la Constitución para buscar una solución a lo que sucede en Cataluña, la vicepresidenta ha recordado que el pasado mes de febrero, durante el Debate sobre el estado de la Nación, los grupos parlamentarios pusieron encima de la mesa "propuestas de reforma constitucional de muy diferente signo, por no decir contradictorias entre sí".

 

"Se puso de manifiesto algo esencial, que allí no había un minino consenso entre los grupos para llevar a cabo una reforma de la Constitución, que tendría que dar un marco de estabilidad y convivencia al menos como ésta que tenemos", ha aseverado.

 

NEGOCIACIÓN "MULTILATERAL" DE LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

 

Al ser preguntada si el Gobierno estaría dispuesto a hacer reformas para dar más competencias a Cataluña e incluso una financiación exclusiva, Sáenz de Santamaría ha recordado que hay un modelo de financiación que "está siendo objeto de análisis" y se "revisará con arregló a los criterios generales" que usan siempre, "la mejor financiación de los servicios públicos y la igualdad de los españoles".

 

Asimismo, ha precisado que ese modelo de financiación que está en proceso de actualización se está negociando de manera "multilateral" y con "todas las comunidades autónomas". Según ha recordado, hay un grupo de trabajo que se ha creado al respecto y que ya está trabajando en esa revisión.