Rajoy comunica a Rivera que someterá sus condiciones a la Junta Directiva Nacional del PP

Rajoy y Rivera, frente a frente

El presidente Mariano Rajoy someterá a votación en la Junta Directiva Nacional del PP las condiciones exigidas por Ciudadanos para apoyar su investidura. La reunión será el día 17. 

Si el voto es positivo, se dará a conocer la fecha del debate de investidura y se formarán grupos de trabajo de dirigentes de los dos partidos para cerrar un acuerdo.

 

Así lo ha revelado el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tras reunirse en el Congreso con el presidente del Gobierno en funciones y presidente del PP.

 

Rivera ha calificado de cordial y positiva su entrevista con Rajoy, la tercera desde las elecciones generales y la segunda desde que el líder del PP recibió el encargo del Rey para someterse a una sesión de investidura.

 

La votación en el máximo órgano de dirección del PP se producirá en los próximos días, pero Rivera espera que la respuesta sea positiva y que se pueda negociar el sí de Ciudadanos a la investidura.

 

A su juicio, "la exigencia de regeneración es la puerta de entrada" de cuestiones importantísimas, como la creación de empleo, sanidad igual para todos los españoles, reformas institucionales, lucha contra el fraude fiscal, que son los asuntos que se abordarán después.

 

RAJOY

 

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha convocado para el próximo día 17 la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido en el que se votarán las condiciones que ha exigido Ciudadanos para negociar su apoyo a la investidura del líder del PP.

 

Según ha explicado Rajoy, ha dado ya instrucciones a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, para convocar esa reunión decisiva del Comité Ejecutivo, del que forman parte casi un centenar de miembros. No ha querido adelantar el voto que pedirá a su partido, pero sí ha subrayado hasta tres veces que el paso dado por Ciudadanos ha sido "positivo" e "importante".

 

Después del Comité, "y no antes", se sabrá la fecha de la investidura, aunque Rajoy ha vuelto a negarse a dar por hecho que se someterá al debate incluso si no tiene los votos suficientes para superarla. Eso sí, ha vuelto a decir que, si el PSOE de Pedro Sánchez no sale del 'No', la investidura es "imposible".

 

"Me gustaría que hubiera una investidura y que fuera pronto", se ha limitado a señalar, sin adelantar fechas. No obstante, sigue manteniendo su deseo de aprobar los Presupuestos Generales del Estado "en tiempo y forma", con lo que deben registrarse en el Congreso, como tope, el 30 de septiembre, según la Constitución. Y también pretende cumplir el compromiso de enviar a Bruselas antes del 15 de octubre las medidas prometidas para controlar el déficit.