Rajoy clausura la Interparlamentaria popular en una Salamanca blindada ante el 'escrache'

Varios colectivos de Salamanca acudirán hasta el Parador para protestar por la política del Gobierno en mitad de grandes medidas de seguridad.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, clausura la XIX Interparlamentaria del PP en Salamanca, unas jornadas marcadas por el debate abierto en las filas 'populares' sobre el reparto del déficit público, ante el rechazo que provoca en algunos 'barones' del PP el déficit a la carta que prevé aplicar el Ejecutivo.

 

Entre medias de ste acto, el 'escrache' que ya se ha anunciado por parte de varios colectivos de Salamanca y que nacerá del Puente Romano a partir de las 10.30 horas con el objetivo de llegar hasta el Parador, lugar de encuentro de los populares.

  

Rajoy ya se ha pronunciado en varias ocasiones sobre ese asunto pidiendo a sus 'barones' generosidad y altura de miras. La última vez que lo hizo fue el pasado jueves cuando, tras reunirse en el Palacio de la Moncloa con los agentes sociales, dijo en rueda de prensa que las discusiones públicas "no son útiles" y que el déficit diferenciado para las comunidades no es el tema "importante" de la economía española.

  

El reparto del déficit ha sido uno de los temas 'estrella' de la primera jornada de la Interparlamentaria que el PP. La propia secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, ha pedido unidad y ha recalcado que "no es negociable" apoyar a Mariano Rajoy.

  

Ante las suspicacias que se han producido entre los 'barones' del PP por la posibilidad de que se haya llegado a un acuerdo con Cataluña sobre el déficit que beneficie a la Generalitat, Montoro ha querido dejar claro que no ha negociado con Artur Mas un déficit del 2 por ciento. "Yo no he negociado con nadie. Os seguís creyendo demasiado los titulares", ha enfatizado.

  

Otros dirigentes que han participado en este encuentro, como el presidente del Congreso, Jesús Posada, el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, el presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, se han mostrado convencidos de que el Ejecutivo sabrá encontrar una fórmula en el reparto del déficit que satisfaga a todos los presidentes autonómicos.