Rajoy califica de "imprescindibles" las diputaciones en su proyecto de apoyo al mundo rural

El presidente del Gobierno, durante su acto en Benavente, presentado por el presidente del PP zamorano, Fernando Martínez Maíllo. Foto: twitter PP

Rajoy protagoniza en Benavente un acto en plena calle y subido a un banco ante mil personas. Recalca su rechazo a las "recetas antiguas y caducadas del PSOE", apuesta por mantener el camino iniciado desde 2012 y su apoyo al mundo rural.

'PLANTÓN' AL ALCALDE

 

Tras su intervención pública Mariano Rajoy ha paseado por los Cuestos de la Mota y por calles benaventanas, donde ha entrado en algún establecimiento de la localidad acompañado de una numerosa comitiva del Partido Popular. La anécdota de la tarde la ha protagonizado el alcalde de Benavente, el socialista Luciano Huerga, que esperó al presidente del Gobierno la puerta del Parador con el fin de obsequiarle con la Carta Puebla de Benavente, un documento de 1167 escrito por Fernando II. Sin embargo, un cambio en el itinerario a pie impidió al regidor dar el obsequio al presidente del Gobierno.

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha defendido este martes en Benavente (Zamora) el trabajo que se hace desde las Diputaciones, instituciones que ha calificado como "imprescindibles" frente a "otros que quieren suprimirlas". De este modo, uno de los objetivos que se marca Rajoy de cara a la próxima legislatura, si gana las elecciones del próximo 20 de diciembre, es mantener el apoyo a las diputaciones y, por ende, al medio rural, y ha recordado que él, como presidente la Institución Provincial que fue, conoce la importancia de los pequeños pueblos cuyos vecinos "tienen los mismos derechos, deberes y obligaciones".

 

Así lo ha asegurado en una intervención pública y subido en un banco ante cerca de un millar de personas en los Jardines de la Mota de Benavente, donde el popular ha prometido su apuesta por el mundo rural y ha subrayado que "los agricultores y ganaderos van a contar con el apoyo del PP"Sobre este apoyo, ha subrayado con vehemencia el apoyo de su partido a los pequeños municipios y diputaciones "frente a  enfrente de otros que quieren suprimirlo y están en contra del mundo rural".

 

El principal objetivo que se ha marcado Rajoy para los próximos cuatro y que considera "vital para el futuro" es "evitar que España vuelva a ser la de hace cuatro años", la que se encontraron cuando ellos llegaron al poder, y ha recalcado su rechazo a las "recetas antiguas y caducadas del PSOE", al tiempo que ha apostado por mantener el camino del "cambio" iniciado desde 2012Ante los presentes, Mariano Rajoy ha recordado algunos de los objetivos que se marcan de ahora en adelante como la creación de empleo, asegurar las pensiones y la lucha contra el terrorismo.

 

 

UNIDAD DE ESPAÑA

 

Una vez más, ha defendido la unidad de España y la soberanía nacional y es que "lo que sea España lo tiene que decidir los Españoles, no solo una parte", en referencia al conflicto catalán. Además, ha mostrado la apuesta de su partido por la Alta Velocidad y ha recordado que el AVE a Zamora llegará "en pocas fechas" para dar paso al siguiente objetivo, que será la llegada a Orense.

 

Mariano Rajoy ha insistido en que "España no está para experimentos" y necesita partidos como el PP que "tiene 40 años y no hay pueblo de Castilla y León en el que no haya alguien dispuesto a enarbolar la bandera del Partido Popular"En este acto de precampaña, el presidente popular ha augurado una  campaña electoral apasionante, en la que hay retos de futuro "importantes" para el país.

 

El presidente del Gobierno ha indicado que de cara a la próxima legislatura  "hay que perseverar en lo que ha funcionado" y ha dejado claro que "lo peor es dar marcha atrás y volver políticas anteriores". Con todo, ha sentenciado que "la única batalla perdida es la que no se gana" y se ha mostrado convencido en que ellos la van "a ganar". 

Noticias relacionadas