Rajoy avanza que la reforma fiscal mejorará la tributación del ahorro y de las familias

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado que la reforma fiscal que aprobará el Gobierno y que entrará en vigor el 1 de enero de 2015 favorecerá la tributación del ahorro, así como de las familias y los dependientes.

Durante la sesión de control al Gobierno y en respuesta a una pregunta del diputado de CiU Josep Sánchez-Llibre, Rajoy afirmó que la reforma fiscal también estimulará la contratación, mejorará la competitividad en línea con las medidas de estímulo fiscal introducidas en la ley de emprendedores, será más equitativa, favorecerá la lucha contra el fraude y aumentará la recaudación, después de que España haya perdido 70.000 millones de ingresos en dos años, 15 veces más que la media de la UE.


El jefe del Ejecutivo defendió que "ahora toca proceder a una bajada de impuestos" y, por ello, recordó que el Gobierno creó en julio una comisión de expertos, que presentará a finales de mes su informe sobre la reforma fiscal. Posteriormente, añadió, el Ejecutivo enviará el proyecto de Ley a las Cortes, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015. "Ahí empezará la bajada de impuestos", reiteró.

Rajoy también aseguró que esta reforma fiscal permitirá un modelo tributario "más sencillo que ahora", aportará mayor suficiencia para que los poderes públicos puedan ejercer sus competencias, promoverá el desarrollo económico, la creación de empleo y la internacionalización empresarial y, por último, favorecerá el desarrollo social para proteger a familias y discapacitados.

Por su parte, el portavoz de Economía de CiU acusó a Rajoy de ser el presidente del Gobierno "que más impuestos ha subido a los autónomos, familias y ciudadanos", a pesar de que durante la campaña electoral "prometió bajarlos". "Ha llevado a cabo una política fiscal confiscatoria que perjudica a familias, rentas bajas y clases medias", añadió.

SUBIDA DE IMPUESTOS.

"Efectivamente he subido muchos impuestos, pero nadie se encontró el país en una situación en la que me lo encontré yo", admitió Rajoy, quien no obstante aseguró que hubo quien le pidió que aún los subiera más, como el IVA de restaurantes y hostelería, medida que "no se ha hecho", como tampoco se han subido los impuestos a emprendedores y autónomos, según destacó.

Sánchez Llibre reprochó que a quienes trabajan como asalariados o autónomos el Gobierno "los fríe a impuestos, los dejan secos", sin renta disponible para ahorrar o consumir, por lo que el diputado nacionalista pidió a Rajoy un "cambio radical" de su política fiscal.

Por todo ello, aseguró que "ahora toca bajar impuestos", dado que sin esta rebaja, no habrá ni recuperación ni consumo, ni se incentivará la generación de ahorro ni la creación de empleo. "Y lo que es más grave, desaparecerán las clases medias", subrayó.