Rajoy asume el 'palo' de las elecciones: "Tenemos que cambiar y lo haremos"

"A veces se nos pide que tomemos decisiones, y eso está muy bien pero a mí me gusta estudiar bien las cosas. Lo que se puede dar es una opinión, pero no es lo mismo darla que tomar una decisión".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido este sábado que los resultados del PP en las elecciones municipales y autonómicas del domingo no fueron buenos, y ha asegurado que analizarán el mensaje que les han dado los españoles: "Tenemos cosas que cambiar y lo haremos".

  

En la clausura de la XXXI Reunión del Círculo de Economía que se ha celebrado desde el jueves en Sitges, ha precisado que estos cambios no se producirán en la política económica porque, ha esgrimido, ha permitido revertir la situación respecto a 2012 cuando el rescate planeaba sobre la economía española.

  

Ante un auditorio formado por empresarios, ha explicado que el PP está trabajando en el análisis de estos resultados: "A veces se nos pide que tomemos decisiones, y eso está muy bien pero a mí me gusta estudiar bien las cosas. Lo que se puede dar es una opinión, pero no es lo mismo darla que tomar una decisión".

  

Ha reconocido que como presidente del PP no puede estar satisfecho por los resultados porque, aunque se mantiene como el partido mas votado, el retroceso ha sido significativo: "Es evidente que hay cosas que no hemos hecho bien", ha añadido y ha dicho que tomará nota de lo sucedido.

  

Aun así, ha destacado que lo que le parece "más sorprendente" de los resultados electorales es que el descenso del PP no lo aproveche el principal partido de la oposición, y ha recordado que el PSOE ha perdido apoyos también en estos comicios pese al desgaste que, ha dicho, ha supuesto gobernar.

  

Tras reconocer que la principal factura a los populares se la ha pasado la corrupción, se ha mostrado convencido de que el PP volverá a merecer la confianza mayoritaria de los españoles "si rectifica algunas cosas que tiene que rectificar".

 

"ES TERRIBLE"

  

"Es terrible, sobre todo en una situación en la que hemos tenido que pedir muchos esfuerzos a la gente, ver como todos los días tenemos asuntos de estas características", ha concedido, y ha confiado en que lo ocurrido en España en los últimos años sirva de vacuna para evitar que se repitan malas prácticas en el futuro.

  

Ha reivindicado también las actuaciones que ha llevado a cabo su Ejecutivo para mejorar la transparencia y combatir la corrupción, entre las que ha situado la prohibición de donaciones a partidos por parte de personas jurídicas y de anónimos o la limitación del gasto electoral, mientras que en el ámbito del partido ha dicho que se ha apartado a varias personas.

  

Aun así, se ha comprometido a seguir trabajando para terminar con este tipo de comportamientos, ya sea perfeccionando leyes como ofreciendo más herramientas a la justicia para poder ser más efectiva y más contundente.