Rafael Delgado: “Esperemos que a partir de ahora se empiece a hacer Justicia con los clientes de Bankia”

La prueba pericial solicitada por Unión Progreso y Democracia dentro de su querella contra Bankia – fruto de la fusión de varias cajas de ahorros, entre ellas Caja Segovia y Caja Ávila – confirma que la entidad financiera salió a Bolsa con las cuentas manipuladas, por lo que podría existir un delito de estafa.

El candidato a la presidencia de la Junta, Rafael Delgado, espera que “a partir de ahora se empiece a hacer Justicia con los clientes de Bankia y los miles de pequeños inversores” de uno de los mayores bancos de España.


Delgado recuerda que la historia de Bankia “es la historia de la politización de las cajas de ahorro, de las fusiones de bancos a la carrera, de las ventas de preferentes a minoristas y de la ruina de muchos ciudadanos, no pocos castellanoleoneses”. Y que un partido pequeño como UPyD haya sido el único en denunciar todo este entramado, “muestra el nulo interés del PP y del PSOE por aclarar este asunto”, asegura.


El también coordinador territorial reconoce que, “aunque lenta, la Justicia termina por llegar” y lamenta que “todavía no se hayan asumido las responsabilidades políticas” por la desaparición de las cajas como las de Segovia y Ávila y por el sufrimiento de muchos ciudadanos “que vieron como sus ahorros pasaron a no valer prácticamente nada”.


De hecho, Delgado es partidario de que si se demuestra el delito, “se devuelva íntegramente el dinero estafado” y añade que, si es necesario “los partidos políticos que proponen y mantienen a este tipo de personas en sus cargos deberán asumir subsidiariamente sus consecuencias”.


La formación magenta presentó en junio de 2012 una querella contra 35 directivos de Bankia y su matriz BFA, entre ellos Rodrigo Rato y José Luis Olivas, por los supuestos delitos de estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas, intervención fraudulenta y desleal y maquinación para alterar el precio de las cosas.