Rafael Delgado, candidato de UPyD a la presidencia de la Junta, promete trabajar para que los jóvenes se queden

Rafael Delgado, de UPyD, en el momento del voto. JUAN POSTIGO

El aspirante a ocupar el sillón de Juan Vicente Herrera se ha comprometido a entablar batalla para conseguir atajar los tres principales problemas de Castilla y León: el envejecimiento de su población, el fenómeno de la desploblación y la desindustrialización de la Comunidad.

Los afiliados de Unión Progreso y Democracia en Castilla y León han elegido a Rafael Delgado como candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, al obtener el 54,5% de los votos, según datos provisionales de la Comisión Electoral, según informan fuentes del partido.

 

El otro aspirante, el vallisoletano Francisco Igea, ha contado con el apoyo del 35,07% de los votantes. Los votos nulos o en blanco suponen 11,43% y la participación en el ámbito regional ascendió al 61,7%, uno de los resultados más altos en la historia de la formación magenta, según informan fuentes del partido.

 

El aspirante a ocupar el sillón de Juan Vicente Herrera, en declaraciones a Europa Press, se ha comprometido a entablar batalla para conseguir atajar los, a su juicio, tres principales problemas de Castilla y León: el envejecimiento de su población, el fenómeno de la desploblación y la desindustrialización de la Comunidad.

 

Por ello, Delgado se propone establecer las bases para luchar contra estos trés déficit y, por ende, para conseguir que "los jóvenes, una vez acabada su formación, se queden en esta tierra y no tengan que emigrar a otros territorios".

 

Antes, el candidato ha recordado que la formación magenta continuará con su proceso de elaboración del programa electoral, en fase de borrador, a fin de enriquecerlo con las enmiendas de los afiliados y, una vez concluido, pasar a divulgarlo por toda la Comunidad para demostrar a la ciudanía que UPyD concurre a las próximas elecciones con "vocación de servicio a los ciudadanos".

 

CANDIDATOS A PROCURADOR

 

En todas las provincias, salvo Soria que no presentó candidatos y Valladolid, de cuya elección sale el candidato de UPyD a presidente del Gobierno regional, la relación de candidatos electos a procuradores es la siguiente: por Ávila, Isabel Romero, con el 53% de los votos, frente al 42,85% de Jaime Domínguez. Por Burgos, Rosario Pérez, con el 89% y el 11% restante, votos nulos o en blanco. Por León, Santiago Álvarez, con el 100%. Por Palencia, Jesús Curiel, con el 92,85% y el 7,15% de votos nulos o en blanco. Por Salamanca, Águeda Arranz (50%) se ha impuesto a José Martín (34,37%) y a Francisco Manuel Serrano (12,5%). Por Segovia, Félix Sánchez, con el 78% del escrutinio, y por Zamora, Fernando Prieto, con el 94%.

 

En total, 28 concurrentes en unas primarias que, tal como recoge el artículo 55 de los Estatutos de UPyD, "se ha presentado libremente, sin avales ni padrinos a diferencia de otros partidos, con el único
requisito de estuvieran afiliados y en plenitud de derechos en el momento en el que convocó el proceso electoral".