'Rafa' sigue siendo Nadal y accede a su novena final consecutiva en Montecarlo

El malllorquín venció a Jo-Wilfred Tsonga en dos sets (6-3, 7-6 (3)).

El tenista español Rafael Nadal se ha clasificado para la final del Masters 1.000 de Montecarlo, tercero de la temporada y primero que se disputa en tierra batida, después de vencer en semifinales al francés Jo-Wilfred Tsonga en dos sets (6-3, 7-6 (3)), por lo que luchará el domingo por conquistar su noveno título consecutivo en la capital monegasca.

  

Nadal volvió a demostrar el buen nivel al que se encuentra y que Montecarlo es su pista por excelencia, donde ha conquistado los últimos ocho títulos disputados. Este domingo volverá a intentar levantar un nuevo trofeo, su noveno en Montecarlo, para convertirse en el primer tenista de la historia en levantar nueve veces el mismo torneo.

  

El balear empezó con el partido rodando. El español se mostraba muy fuerte con su servicio y presionaba en gran medida el saque de un Tsonga que había salido muy nervioso a la pista central de Montecarlo. Nadal, como en casa pese a jugar con un rival francés, avanzaba poco a poco hacia una nueva final.

  

El número cinco mundial conseguía un 'break' en el quinto juego (3-2) y ponía la primera piedra hacia el 6-3 con el que se adjudicaba el primer  set. El mallorquín se encontraba muy cómodo, golpeaba a la bola donde debía y no cometía casi errores no forzados, lo que hacía que la moral de Tsonga se viniera poco a poco abajo.

  

El galo se mostraba demasiado fallón y Nadal aprovechaba el momento para empezar con un 2-0 el segundo parcial. El mallorquín caminaba con paso firme sobre la tierra monegasca y no tardó en adjudicarse un 5-1. Fue el momento clave para el francés, que veía que o cambiaba su forma de jugar o quedaba apeado del torneo, por lo que empezó a presionar y a buscar golpes más profundos.

  

Nadal se vio sorprendido por el despertar de Tsonga y se dejó remontar. El balear disponía de su saque para cerrar el partido con un 6-2, pero perdió cuatro juegos consecutivos hasta que el galo consiguió la igualada (5-5). El segundo set se vio condenado a un 'tie-break' en el que el mallorquín no perdonó y se ganó el puesto en una nueva final, la cuarta que disputa esta temporada y la novena consecutiva que juega en Montecarlo.