Rafa Nadal se estrena apabullando

Rafa Nadal

Ryan harrison no pudo hacer nada contra el mazo del manacorí.

El tenista español Rafa Nadal ha ganado con autoridad (6-4, 6-2, 6-2) en la primera ronda del US Open, cuarto 'Grand Slam' de la temporada, ante el local Ryan Harrison, por lo que se cita ya en segunda ronda ante el ganador del partido entre el brasileño Rogerio Dutra Silva y el canadiense Varek Pospisil.

 

Nadal llegaba al debut del Abierto de Estados Unidos con gran confianza tras las victorias en las pistas rápidas de Montreal y Cincinatti, en busca de un 'triplete' en un mismo año que sólo lograron anteriormente Andy Roddick y Patrick Rafter. Y su camino comenzó de forma inmejorable ante un Harrison que intentaba por vigésima vez una victoria ante un 'top ten', pero esta vez tampoco fue el día.

 

Desde el primer momento quiso poner tierra de por medio el manacorí, y en el juego inicial al resto, como es habitual, logró la ruptura que le daba ventaja y que determinó el primer set. La superioridad de Nadal era manifiesta, mostrando una agresividad en su juego que no acostumbra, pero el joven Harrison se defendía como podía desde el fondo de la pista, demostrando buenas piernas.

 

Aún así, el número dos del mundo cerró el set sin ceder ni siquiera una opción de 'contrabreak' para el estadounidense, y con siete puntos ganados en la red, algo inusual. Los seis saques directos de Harrison no fueron suficientes para evitar que Nadal comenzase a encarrilar el partido (6-4).

 

En la segunda manga aguantó un poco más el número 97 del mundo, pero tampoco pudo evitar otro 'break' de Nadal, esta vez en el tercer juego. El hoy agresivo jugador español apeló esta vez a uno de sus famosos golpes paralelos para volver a romper el saque de Harrison, justo antes de que la lluvia hiciese su aparición en la Arthur Ashe, lo que obligó a parar unos minutos.

 

A la vuelta, el antiguo número uno del mundo, algo que intenta recuperar en este torneo, certificó la ruptura con un juego en blanco. En el séptimo volvió a ganar el saque de Harrison para ponerse con un claro 5-2 y cerrar el set en el siguiente al servicio. Más de la mitad del trabajo estaba hecho el tenista anfitrión comenzaba a perder los nervios.

 

El tercer y definitivo set fue un paseo militar para Nadal, que con dos 'breaks' se llegó a colocar 4-0, enlazando siete juegos consecutivos. El manacorí seguía empeñado en que los puntos fuesen cortos, un rara avis en su tenis, pero que le favorece en la pista rápida. Y con un definitivo 6-2 en la tercera manga logró sellar el cómodo pase a segunda ronda, dando el primer paso en el camino hacia su segundo US Open.