Quique González levantará el telón de un Valladolindie 2014 en el que se esperan 4.500 asistentes

BORIS GARCÍA

El cantante dará el primero de los cuatro conciertos el 22 de marzo, mientras que Sidonie, Izal y Enrique Bunbury completan el cartel del festival más largo del mundo.

CONCIERTOS:

 

Quique González

 

22 de marzo, 21.00 horas. Sala Blanca del Teatro Lava.

 

Puntos de venta: Ticketmaster, Café Teatro y Sildavia. 18 euros.

 

Sidonie

 

12 de abril, 21.00 horas. Sala Blanca del Teatro Lava.

 

Puntos de venta: Ticketea, Café Teatro y Sildavia. 20 euros.

 

Izal

 

26 de abril, 21.00 horas. Sala Blanca del Teatro Lava.

 

Puntos de venta: Ticketea. 14 euros.

 

Bunbury

 

5 de junio, 21.00 horas. Polideportivo Pisuerga.

 

Puntos de venta: Marcaentradas y Ticketmaster. 18 euros

Que la música indie está hoy más de moda que nunca no es ninguna sorpresa para nadie, por lo que los vallisoletanos están de suerte dado el Valladolindie 2014 que ya se encuentra a la vuelta de la esquina. Quique González abrirá fuego el 22 de marzo en el Teatro Lava, para que Sidonie, Izal y el mismísimo Enrique Bunbury vayan desfilando también por la ciudad hasta el 5 de junio para hacer las delicias de los amantes de esta música que ha emergido en los últimos años.

 

“Estas últimos ediciones hemos tenido la suerte de poder traer a cantantes bastante representativos de esta música”, ha comenzado la concejala de Cultura, Mercedes Cantalapiedra, en la presentación del festival. “Es una gran oportunidad para que aquellos cantantes menos conocidos se den a conocer. Sin ir más lejos, por Valladolindie han pasado Dober, Vetusta Morla o Love of Lesbian”, ha seguido la edil.

 

Y es que para esta edición se esperan alcanzar al menos los 4.500 asistentes entre los cuatro conciertos que conforman el llamado festival más largo del mundo, nada más y nada menos que un 95% de las entradas vendidas. “En la actualidad la música indie vive un momento de popularidad, un momento dulce, y visto la buena marcha del festival, es un estímulo para seguir apoyándolo”, ha continuado Cantalapiedra.

 

Precisamente este año Valladolindie cumple 20 primaveras, por lo que la de 2014 será una edición especial. “Todavía recuerdo cuando todo esto nació con un concierto de ‘Psilicon Flesh’ en la Sala Mambo en 1994”, ha explicado Roberto Terne, organizador del evento desde sus inicios. “Por aquel entonces parecía que iba a ser algo espontáneo, poco duradero, y al final ha terminado como algo longevo. La verdad es que es gratificante para el público y para los artistas que se haya tomado esta repercusión”.

 

 

Porque lógicamente se trata de una oportunidad no solo para que los vallisoletanos disfruten de los artistas de más renombre, sino para que otros menos conocidos puedan comenzar a labrarse una reputación. Obviamente la visita de Quique González o Bunbury es todo un acicate para los asistentes, pero otros como Izal encuentran una oportunidad única en dar un concierto en Valladolindie.

 

Así lo hacía ver Mikel Izal, integrante del grupo con su mismo apellido, quien también pudo estar en la presentación. “Por organizaciones de este calibre podemos dar un paso adelante. Queremos llegar a un punto en el que no se pongan etiquetas a la música y la verdad es que en este sentido vamos avanzando”.

 

Así, los incondicionales de Valladolindie saciarán su sed de buena música a partir de este mismo día 22, cuando Quique González dé el pistoletazo de salida.