¿Quieres ejercer tu 'derecho al olvido'? Te explicamos cómo hacerlo

Google ha decidido permitir que los ciudadanos europeos puedan pedir que se retiren los linksque consideran que contienen un material censurable. ¿Cómo se hace?

Es tan sencillo como entrar en dicho formulario, en este enlace, y rellenar unos pocos campos que te explicamos a continuación.

 

Hay que tener en cuenta que una vez que hayas enviado este formulario, Google podrá reenviar su solicitud, junto con información complementaria, a la autoridad de protección de datos pertinente, así como informar al webmaster en cuestión cuyo contenido se retire de los resultados de búsqueda a consecuencia de la reclamación.

 

PASOS A SEGUIR

 

En primer lugar, el interesado debe facilitar el nombre completo para el que solicita que se retiren los resultados de búsqueda. Si rellena el formulario otra persona, debe añadirlo a continuación.

 

En caso de que el que rellena el formulario no sea la persona que quiere ver sus resultados eliminados, hay que especificar la relación con la persona a la que representa (por ejemplo, "esposa" o "abogado").

 

El siguiente paso consiste en facilitar un e-mail de contacto y a continuación ya se podrá solicitar la eliminación de las URL que se consideren censurables por "irrelevantes, obsoletas o inadecuadas".

 

En este punto, hay que ser lo más exhaustivo posible a la hora de explicar por qué se considera que esos enlaces han de desaparecer de Google, en una caja que ha incorporado la compañía en el formulario.

 

VERIFICAR LA IDENTIDAD

 

Una vez facilitadas las URLs que se quieren ver eliminadas, Google quiere que el solicitante demuestre su identidad. El motivo es que recibe a menudo solicitudes de retirada de contenido fraudulentas de personas "suplantando la identidad de otras, tratando de perjudicar a sus competidores o buscando remover información legal de manera indebida".

 

Para verificar la identidad, hay que "subir" al formulario de Google una copia digital "clara y legible" del documento nacional de identidad.

 

El segundo paso en este punto consiste en marcar una casilla de confirmación de conformidad, en la que el solicitante declara estar autorizado para rellenar el formulario.

 

Por último, hay que añadir la fecha en la que se cursa la solicitud y el nombre de la persona que lo hace a modo de firma, declarando así que las afirmaciones realizadas en el formulario son verdaderas, que solicita la retirada de los enlaces a las URL indicadas y que, si actúa en nombre de otra persona, tiene la autoridad legal para hacerlo.

Noticias relacionadas