¿Quieres crear un negocio vía internet? Estos son los cinco modelos más rentables

Billetes

Convivimos con internet y a través de esta herramiento se han desarrollado nuevos modelos de negocio y con algunos se puede llegar a ganar dinero. Aquí te explicamos alguno de ellos. 

La llegada de Internet a la sociedad supuso un cambio tanto en la forma de vida como en los hábitos de consumo. En el ámbito de la economía, esta herramienta ha ayudado a desarrollar nuevos modelos de negocio que no hubiera sido posible llevarlos a cabo sin la existencia de la web: 'dropshipping', 'e-commerce', 'startups', etc.

 

Buscar una idea que genere gran valor y sea fácil de usar a los clientes, así como plantear un proyecto en el que el incremento de las ventas no se traduzca en mayores costes, son algunos de los factores a tener en cuenta antes de llevarla a cabo, tal y como señala Pau Llambí, experto en marketing y posicionamiento de redes, en su blog 'Tiempo de negocios'

 

Si estás buscando obtener dinero, aquí te proponemos cinco formas de hacerlo.

 

1- MARKETING DE AFILIACIÓN

 

Si tienes un blog o una página web y no sabes como darle rentabilidad, el sector de los afiliados puede ser un negocio rentable. Como su propio nombre indica, esta actividad consiste en registrarte en algún portal virtual que ofrezca este servicio 'clickBank', entre otros.

 

Una vez adscrito en una de estas páginas, tu tarea se centra en seleccionar el artículo que quieres publicitar y por cada venta que se haya conseguido desde tu portal te llevas una comisión.

 

Desde su creación en 1996, por parte de Jeff Bezos, el fundador de Amazon, la industria de los afiliados se ha desarrollado y en la actualidad existen variantes de esta como 'cash back', bases de datos de co-registro o redes de afiliación.

 

2- VENTA ONLINE DE CURSOS Y 'E-BOOKS'

 

Pese a que la oferta de cursos online y de libros electrónicos esté bastante explotado, es una actividad que reporta grandes beneficios. El comerciante únicamente debe anunciar en una página web los cursos de formación online así como promocionar la venta de libros.

 

Este tipo de ventas se caracterizan porque son altamente replicables, es decir, una vez elaborado el producto puede ser usado por muchos clientes, por lo que pese a que la inversión inicial pueda resultar costosa, si el negocio funciona bien se puede obtener bastante rentabilidad.

 

3- DROPSHIPPING

 

Este modelo de negocio consiste en la creación de una tienda online que permite comprar directamente a través de la red. Es decir, el vendedor pone en la web un tipo específico de producto destinado para su venta siendo un mediador entre el cliente y el mayorista, con lo que se abarata el precio de los productos con la eliminación de intermediarios.

 

La principal ventaja que tiene el 'dropshipping' en comparación con otras formas de comercio tradicional es un menor riesgo financiero, al no tener que disponer de una tienda física. Productos de bricolaje, cosmética o material de oficina son algunas de las posibilidades con las que comerciar, entre otros.

 

Si esta actividad te parece interesante, 'Salehoo' o 'Wholesale-contacts' son dos de los principales directorios de profesionales de 'dropshipping' en España. En ellos encontrarás toda la información que necesitas.

 

4- NEGOCIOS PUBLICITARIOS

 

La publicidad se ha convertido en una fuente de financiación. La empresas necesitan anunciarse y llegar al máximo de población posible.

Por ello, si tienes un blog o una página web que cuente con muchas visitas, la inserción de anuncios en ellas puede ser una opción muy provechosa. El único requisito necesario para ello es contar con una difusión en la redes muy amplia.

 

5- VENTA DE SOFTWARE ESPECIALIZADO

 

Si posees conocimientos sobre informática y programación, este puede ser tu negocio. El desarrollo de aplicaciones de software especializado en algún servicio, (programa de contabilidad, servicios de protección de datos para empresas, etc.) puede llegar a ser bastante demandado.

 

La dificultad de la venta de software especializado reside en su escalabilidad. Es decir, el objetivo es crear una necesidad, producir tecnológicamente el producto y conseguir la confianza de los primeros clientes. Una vez alcanzado esto, el negocio está asegurado.