¿Quiere este Real Valladolid ascender directamente a Primera División?

Nuevo batacazo a domicilio del conjunto blanquivioleta, incapaz ante la Ponferradina. Una victoria en El Toralín le hubiera colocado como nuevo líder de Segunda División. 

SD PONFERRADINA (2): Arrizabalaga; Ramírez, Gaztañaga, Alan, Castañeda; Acorán, Jonthan, Andy, Pablo (Tete, min. 72); Sobrino (Yuri, min. 34) y Berrocal (Melero, min. 82).
 

 

REAL VALLADOLID (0): Javi Varas; Chica, Marc Valiente, Jesús Rueda, Peña; André Leao; Hernán Pérez, Timor, Sastre (De Melo, min. 46), Mojica (Omar, min. 68); y Óscar (Jonathan Pereira, min. 62).
 

Goles: 1-0 (min. 8): Berrocal. 2-0 (min. 53): Yuri (p.).
 

Árbitro: López Amaya (Colegio Andaluz). Mostró tarjetas amarillas a Alan Baró y Arrizabalaga por la Ponferradina y a Marc Valiente, Sastre, Jesús Rueda, Peña, Chica y Omar por el Real Valladolid.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga Adelante. 5.359 espectadores en El Toralín.

 

 

Así es imposible. Este Valladolid se presentaba en la jornada más propicia para asaltar al liderato de la Segunda División y convertir su candidatura en algo más que intenciones. Ante la Ponferradina, el conjunto de Rubi volvió a naufragar a domicilio después de completar una horrible primera mitad y encontrarse en la segunda con un penalti en contra que le puso el partido cuesta arriba.

 

El entrenador del Valladolid sigue empeñado en dar opciones a Sastre, pero ya está más que demostrado que el jugador no acaba de encajar por ninguna parte y el juego se resiente. Intentó reaccionar el técnico tras el descanso con la entrada de Tulio de Melo primero y Pereira después. Aunque el Valladolid insistió, no encontró el acierto y naufragó por completo en tierras bercianas. 

 

Bermejo aprovechó un grave error de la defensa visitante para anotar el 1-0 en la primera mitad, donde la Ponferradina disfrutó de buenas oportunidades para haber ampliado su ventaja. Incluso, el árbitro escamoteó un claro penalti de Óscar sobre Pablo Infante cuya falta sacó inexplicablemente fuera del área.

 

El Valladolid buscó otra dinámica ofensiva en la segunda mitad pero, esta vez sí, Peña cometió un penalti que Yuri aprovechó para sentenciar el resultado en los primeros compases del segundo periodo.

 

En definitiva, una oportunidad perdida después de una jornada en la que pincharon todos los de arriba. Eso, al menos, sirve como consuelo aunque no conviene olvidar que una victoria del Real Valladolid le hubiera colocado como líder de la Liga. Y esto, a estas alturas, es un gran tesoro. Pero para ello es fundamental ganar fuera de casa y los vallisoletanos se están mostrando incapaces.