¿Quién vive en el Ayuntamiento de Valladolid?

BORIS GARCÍA

El Consistorio cuenta con un total de 2.579 empleados, entre los 2.432 que trabajan en el Consistorio y los 147 de sus tres Fundaciones de Deportes, Cultura y Seminci.

2.432 TRABAJADORES EN EL AYUNTAMIENTO:

 

111 Alcaldía

 

170 Urbanismo

 

214 Atención y Participación Ciudadana

 

133 Hacienda y Funcionamiento Público

 

32 Presidencia

 

768 Desarrollo sostenible (limpieza, jardines, etcétera)

 

856 Seguridad y Movilidad (Policía y Bomberos, entre muchos otros)

 

13 Cultura

 

135 Bienestar Social

El Ayuntamiento de Valladolid, ese enorme edificio en medio de la Plaza Mayor que, aunque muchos no lo piensen a menudo, maneja gran parte del futuro de la ciudad. Una casa que se supone es de todos, pero en la que al final viven solo unos pocos. ¿Pero quiénes? ¿Cuántos? ¿Y qué es lo que hacen allí en su día a día de trabajo, exactamente?

 

“A enero de 2014, que son los últimos datos registrados, hay 2.432 trabajadores en el Ayuntamiento de Valladolid”, confirma Alfredo Blanco, concejal del Área de Hacienda y Función Pública. “También habría que sumar los de las tres Fundaciones, es decir, los 116 de Deportes, los 23 de Cultura y los 8 de Seminci”. Total, 2.579 personas que obtienen un sueldo mes a mes gracias a un trabajo concedido por el Consistorio.

 

Pero pasando a los 2.432 propiamente de la institución pública, Blanco detalla los dos principales campos donde se encuentran. “1.384 son funcionarios. Auxiliares administrativos, técnicos, jefes de servicio, directores de área, administrativos...”. Por otra parte están los laborales, que completan la plantilla. “Suman un total de 1.048 y aquí también hay algunos importantes. Por ejemplo está la policía municipal, los bomberos o los operarios de limpieza y de jardines”.

 

Otra de las cuestiones es cómo se va renovando esta plantilla, o cómo están confeccionados los posibles cambios de personal. “Las pocas variaciones que se van haciendo a día de hoy son por jubilaciones”, explica Blanco. “La tasa de reposición se queda en cero, lo que significa que se jubila una persona y no se cubre la plaza, pasa a otra persona que ya estaba en plantilla”.

 

“Con esta medida se pretende adelgazar la administración pública, que cada vez haya menos gente, porque se considera que está sobredimensionada y quiere rebajarse. Así se racionaliza un poco, jubilándose gente y no cubriendo”. Una medida que, sigue el concejal de Hacienda, se lleva realizando los tres años que lleva el Partido Popular en el presente mandato.

 

“Esta tasa de reposición cero funciona en todo el Ayuntamiento excepto en policía y bomberos, donde para este 2015 la tasa será del 50%, es decir, que se jubilan dos y tiene que entrar uno. Por eso en 2014 hemos podido sacar plazas a policía municipal”.

 

Ante la pregunta de si esto no afecta al rendimiento del área del Ayuntamiento correspondiente, Blanco se muestra expeditivo. “A medida que se jubila alguien, se estudia en qué otras áreas puede sobrar gente y se trasladan de un lado a otro. En todo caso, estos movimientos se hacen siempre viendo que aquella persona esté cualificada para su nuevo puesto y que esté de acuerdo, además de los dos concejales a los que afecta, claro”, concluye. Queda claro que en la casa más grande de Valladolid, el Ayuntamiento, sí que hay espacio para todo el mundo.