Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

¿Quién ha traicionado a Laura Matamoros?

La hija de Kiko Matamoros se ha visto envuelta en la polémica por un tema de paparazzis con Luis Rollán. 

A pesar de que todo apuntaba durante su estancia en Gran Hermano VIP que tras su salida Laura Matamoros se sentaría en Sálvame Deluxe para terminar de airear los enfrentamientos de su televisiva familia, la hija de Kiko Matamoros ha esperado cinco meses para acudir a un plató como invitada y el elegido ha sido el de 'Hable con ellas', donde aunque no ha sido con ellas, ha hablado de la nueva polémica del verano: la relación entre paparazzis y periodistas del corazón y la situación de Luis Rollán en toda esta vorágine, aparte de su situación familiar.

 

Para poneros en antecedentes; Laura fue portada de la revista '¡Qué me dices!' durante una jornada de compras y comida en Barcelona al lado de su hermana Irene, en ese momento menor de edad. Ahora Sálvame saca a la luz el testimonio del paparazzi que realizó las fotos, que tras muchas vueltas y una grabación de Aurelio Manzano, Jordi Martín confesaba que Luis Rollán, al que considera su amigo, le dio el chivatazo y le ayudo a pillar a la chica de moda, pero aunque sus compañeros de profesión creen que sí, el fotógrafo no termina de aclarar si fueron a medias en los beneficios o no, aunque ha conseguido desprestigiar la trayectoria profesional de Luis Rollán.

 

Esta información ha puesto patas arriba Telecinco, dividiendo a los compañeros en los que se creen a Luis y en los que no y se suman al sentimiento de traición. Aunque Kiko Matamoros y María Patiño han sentenciado tajantes la culpabilidad de su compañero, Laura ha intentado ser más cautelosa. La nueva 'it girl' ha confesado que a través de una llamada Luis le reconoció que habría facilitado información al fotógrafo para echarle un cable, pero que jamás se benefició ni fue con intención de traicionarla.

 

La hija de Marián y Kiko se sentaba en plató donde reconocía que aunque no es la palabra se siente "traicionada" y adelantaba que aunque ya mantuvieron una conversación, tiene que hablar con el que fuese su amigo, Luis Rollán, al que da la impresión que no termina de creerse. Para terminar con lo que parecía que iba a ser una entrevista afable y desordenada se sumaba al sillón morado María Patiño, que llegaba con una urna cargada de preguntas de los colaboradores de Sálvame para Laura.

 

Laura, que en su corta carrera en la televisión ya ha aprendido a dar rodeos y salir airosa de los interrogatorios sin contar ninguna novedad, aprovechó la oportunidad para aclarar la polémica que envuelve a su hermano Diego y la foto que ha colocado en portada a su madre y hermana pequeña: "Con mi hermano en ningún momento he estado confundida. Con mi hermano lo hablé, con mi hermana también y está todo claro. Mi madre sale guapísima en la portada" aunque reconoce que a Marián, que siempre ha intentado preservar su intimidad, no le sentó nada bien la portada: "Mi madre no lo entendía, se hablaron las cosas y ya está. Llamaron a Diego y le dijeron que había fotos en las que mi madre no salía muy bien. Entonces él accedió a darles una foto, sin decirle nada a mi madre por su temperamento. Es obvio que a mi madre le molestó, pero Diego ya se lo explicó".

 

La portada de la discordia no solo ha servido para que la familia Matamoros vuelva a la palestra, sino para dar lugar a un hecho insólito: Cuando supo de la portada y según ha descubierto María Patiño, Marián se puso en contacto con su exmarido Kiko Matamoros a través de una llamada telefónica para intentar frenar las fotos de la pequeña de la familia, de la que Laura reconoce que se puede imaginar los términos.

 

Pero dicha llamada no ha servido para que la relación entre padre e hijos mejore y ninguno de ellos irá a la boda, siendo Laura la única invitada: "Él dijo que para ir a la boda debía pedir perdón a dos personas, pero no pienso pedir perdón porque no lo siento. Por eso no voy a la boda y porque somos más hermanos. Mi hermana mayor tiene un carácter muy diferente y siempre han chocado, aunque creo que una llamada lo arregla todo", unas declaraciones que vuelven a colocar a Makoke como la mala del cuento y que hacen encender a Laura como ya vimos durante su estancia en la casa de Guadalix: "Javier Tudela es un pistos y Makoke es famosa por estar con mi padre y ya" y es que como Laura reconoce no puede perdonar a la futura esposa de su padre las cosas que dijo acerca de su hermano Diego: "Las cosas tan fuertes que le ha hecho a Diego y eso me duele mucho a mí. No se puede hablar aquí porque en ese momento había menores por medio y se le acusan de ciertas cosas que son denunciables" declaraba.

 

Unas opiniones que nuevamente no habrán sentado nada bien a Kiko, con el que reconoce que tiene relación, aunque no sea la típica entre padre e hija, pero se comunican. Ante la pregunta de si veremos algún día a su madre sentada en un plató Laura no cierra la posibilidad y le anima a hablar ¿Será Marián Flores la siguiente en dar el salto a la fama? 

Noticias relacionadas