¿Qué beneficios tiene la paternidad?

Padre e hijo

Tener un hijo obliga a hacerse cargo de una persona que, al menos durante sus primeros años de vida, será totalmente dependiente. Un esfuerzo que en ocasiones puede condicionar tus recursos físicos, económicos y psicológicos, pero que es recompensado con el resto de beneficios que aporta a quien experimenta la paternidad.

 

Como cada 19 de marzo, este jueves se celebra el Día del Padre, una fecha que ilusiona a los más pequeños pero que también gusta a los padres, que este día suelen verse homenajeados por toda la familia.

 

El miembro de Saluspot y psicólogo y psicoterapeuta psicoanalítico en Psicólogos Tetuán, Juan Ramón Mosquera Lucas, habla sobre los benéficos de la relación entre padres e hijos y por cómo puede influir la paternidad en el bienestar de un hombre.

 

¿ES MÁS FÉLIZ UN HOMBRE QUE ES PADRE?

 

El experto recuerda que es muy común pensar que paternidad y felicidad van de la mano, "pero hay que ser cuidadosos ya que depende de la historia personal de cada uno". En cualquier caso, añade, "los hijos no deberían venir a este mundo a satisfacer la felicidad personal de ningún padre, sino a vivir su propia vida. Esto es lo que suele asociarse a la felicidad de ser padre: ser capaz de aceptar a sus hijos tal y como son, acompañarlos y contribuir en su crecimiento y desarrollo personal".

 

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE PARA UN HOMBRE SER PADRE?

 

"Así como nos hacemos responsables de ese hijo, lo somos igualmente para nosotros mismos: estar atento a horarios, fechas, citas médicas, etc. Todo eso nos hace ser más organizados, más activos, nos cambia la perspectiva de las cosas y nos las replantea", advierte el psicólogo, quien afirma que "la paternidad es una etapa que te hace madurar".

 

¿CUÁLES SON LOS MOMENTOS CRÍTICOS QUE EXPERIMENTA UN HOMBRE EN SU PARTERNIDAD?

 

En su opinión, el primer momento crítico es cuando un hombre se plantea ser padre "porque esa primera decisión marcará toda una vida". Un segundo momento, aclara, "llega cuando uno se entera de que va a ser padre; deja de ver la vida solamente como hijo para empezar a verla como padre. Que le llamen a uno papá, ver crecer a tu hijo, que adquiera tus gestos y costumbres, que viva experiencias a tu lado, crea un vínculo especial que muchos padres temen perder cuando los hijos se hacen mayores", afirma.

 

¿UN HOMBRE TIENDE A ACTUAR CON SUS HIJOS COMO SU PADRE ACTUÓ CON ÉL?

 

Lo cierto es que tendemos a repetir los roles que vemos en nuestros propios padres. "Suele pensarse que lo que aprendemos es lo que nos enseñan de viva voz, pero en realidad lo más importante que aprendemos es cómo nos lo enseñan, y esto es algo que transmitimos de padres a hijos sin darnos cuenta", advierte.

 

Por ese motivo, recuerda que "no se trata sólo de educar, sino de la actitud que tenemos al educar". "Si ante cualquier problema o dificultad nos mostramos tensos, o por el contrario estamos relajados, los hijos aprenderán también esa manera de afrontar los problemas, y eso mismo lo reproducirán en su vida cotidiana hasta convertirlo en una costumbre que, cuando tengan hijos, transmitirán sin siquiera saber que lo hacen", añade.

 

¿EL HOMBRE VIVE LA PATERNIDAD DE FORMA DISTINTA A LA DE LA MUJER?

 

"La paternidad es una actitud, lo mismo que la maternidad", responde Mosquera Lucas. Así, narra que existen padres muy maternales, y madres muy paternales; mientras que en las parejas homosexuales, por ejemplo, un miembro de la pareja ejerce un papel más maternal, y el otro uno más paternal.

 

Por otro lado, en las familias monoparentales, el hombre o la mujer que se hacen cargo de un hijo se ve en la necesidad de ejercer funciones maternales y paternales, que con frecuencia también se buscan fuera (como por ejemplo otros miembros de la familia, amigos, el trabajo, etc.), o mostrar diferente actitud según la situación.

 

De todas formas, "la paternidad siempre juega un papel fundamental en el desarrollo de un hijo, y este es diferente y complementario al de la maternidad".

 

¿NIÑO O NIÑA?

 

El sexo puede ser fuente de conflicto, aunque depende del anhelo del propio padre, de lo que espere y de lo que desee. "Hay padres que sueñan con tener una hija, otros con tener un hijo, y los que optan por no darle importancia", algo que no suele ser importante cuando llega el momento de ser padre.

 

En cualquier caso, afirma, "muchos se entusiasman con su propio hijo al ver en él un reflejo de sí mismos, pero no hay que olvidar que es solo es un reflejo. Ningún niño viene al mundo para ser el repetido de nadie, sino para vivir su propio desarrollo de forma independiente".

 

¿POR QUÉ ES BUENO CELEBRAR EL DÍA DEL PADRE?

 

Para el psicólogo, "la paternidad tiene un papel importantísimo en el desarrollo de cualquier hijo o hija, y esa paternidad se ejerce adquiriendo esa identidad, ese rol, ese 'ser padre', al que el afecto, el reconocimiento y los gestos simbólicos como la celebración de un día dedicado a la figura del padre, refuerzan y le otorgan un valor tanto dentro de la familia como, de manera más cultural, en toda la sociedad".