'Purito' Rodríguez se marca un gran final para hacerse con el triunfo en la accidentada etapa del Tour

'Purito' Rodríguez ganó en Huy

'Purito' Rodríguez se ha adjudicado la victoria en la tercera etapa del Tour de Francia, que ha quedado marcada por la tremenda caída sufrida por varios corredores a poco más de 50 kilómetros de meta y que ha supuesto la retirada de cuatro. 

El español 'Purito' Rodríguez se ha adjudicado la tercera etapa del Tour de Francia que estuvo neutralizada unos minutos por una caída que afectó a una parte importante del pelotón. Además volvieron a existir diferencias entre los favoritos puesto que Froome, que fue segundo, le arrancó once segundos a Nibali y Quintana y 18" a Alberto Contador. 

 

El jefe de filas del Sky es el nuevo líder con un segundo de renta sobre Tony Martin (Etixx - Quick-Step) y 13" sobre el estadounidense Tejay van Garderen (BMC Racing), tercero. Por su parte, el ciclista español Alberto Contador, que peleó por la victoria pero se quedó sin opciones ante el ataque de su compatriota, recortó con la cabeza para quedarse a 36 segundos del nuevo líder.

 

'Purito', magullado tras las caídas de la jornada de domingo, firmó la primera victoria española en el Tour, la segunda en su palmarés. Sin embargo, la victoria del catalán, que ganó la Flecha Valona en este mismo escenario en 2012, quedó eclipsada por la tremenda caída que protagonizó este tercer día de competición.

 

A poco más de 50 kilómetros de meta, un accidente multitudinario en un terreno descendente llevó incluso a neutralizar la carrera a los pies de la Côte de Bohissau. Tras reanudarse, el Muro de Huy pasó a ser protagonista. Ahí, 'Purito' se llevó el premio sorprendiendo al resto de favoritos y Froome se convirtió en nuevo líder en detrimento de un Fabian Cancellara (Trek) que se vio involucrado en la aparatosa montonera.

 

Y es que la estrepitosa caída que se saldó con los abandonos de Dimitry Kozontchuk (Katusha), William Bonnet (FDJ), Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) y Simon Gerrans (Orica) bien pudo convertirse en tragedia. La jornada arrancó con la escapada en el primer kilómetro de Bryan Nauleau (Europcar), Elminger (IAM), Jan Barta (Bora) y Serge Pauwels (MTN). Una escapada permitida por el pelotón hasta la llegada de las primeras rampas.

 

Fue en ese incremento de velocidad buscando las buenas posiciones, a algo menos de 60 kilómetros de meta, cuando se produjo la caída. El desconcierto en cabeza, con la carrera neutralizada, los corredores magullados, las ambulancias funcionando, se quedó con fortuna en mucho menos de lo que la dureza de los golpes sugería.

 

En la cima de la Côte de Bohussau, a 50,5 km de la meta, se reanudó la carrera aunque costó dar el primer paso, con un avance lento tras el susto. Sin embargo, pronto, en especial Tinkoff - Saxo, Astana y Sky comenzaron a tomar posiciones para evitar sustos como los del domingo, donde Nairo Quintana (Movistar) y Vincenzo Nibali fueron los más perjudicados.

 

Enfilando los 1,3 kilómetros de ascenso al Muro de Huy todos tomaron posiciones. A codazos casi. Alberto Contador y Froome tomaron el mando, quedándose pronto Alejando Valverde, tres veces ganador en este escenario de la Flecha Varona --la última el pasado abril--, sin opciones. 'Purito' fue el más fuerte, mediada la subida, y su ataque no encontró respuesta.

 

Ahora, los corredores tendrán que descansar piernas y curar heridas para afrontar el peligroso pavé, con siete sectores para más de 13,3 kilómetros, en una cuarta etapa que cubrirá 223,5 kilómetros entre Seraing (Bélgica) y Cambrai (Francia). Seis de esos tramos se concentran en los últimos 45 kilómetros. Una nueva prueba de fuego para este trepidante inicio de Tour.

Noticias relacionadas