Puente y los sindicatos urgen la puesta en marcha de los talleres de Renfe de Valladolid

Puente y representantes sindicales en el Ayuntamiento de Valladolid. A. MINGUEZA

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, se ha reunido con los miembros de UGT y CCOO del sector ferroviario para hablar sobre la situación de los talleres de Renfe después de los continuos aplazamientos de su fecha de puesta en marcha.

Durante la mañana de este lunes, día 8, Puente se ha reunido con los portavoces de los sindicatos ferroviarios para compartir su inquietud por la excesiva tardanza del traslado de los talleres de Renfe. Los continuos aplazamientos han provocado desazón en los trabajadores, que ven cómo la carga de trabajo que iba a ir llegado se está defiriendo a otros talleres, con la pérdida de trabajo y de posicionamiento que eso conlleva.

 

El alcalde afirma haber adquirido el compromiso de mediar con el Ministerio y con Renfe, y transmitirles esa presión que viven los trabajadores para que no dilaten más un traslado que debió haber ocurrido el pasado mes de marzo. “Tuvimos a la ministra, ahora presidenta del Congreso, en marzo anunciando la puesta en marcha inminente de los talleres. Y no parece que se esté produciendo. Urge que se tomen medidas, aunque ahora es muy difícil tomar decisiones con todo el mundo de vacaciones", aclara el alcalde.

 

El problema originario al que se enfrenta el traslado definitivo de talleres no es un problema de licencias, sino una maquinaria que al parecer no puede ponerse en marcha. Si finalmente para el 19 de septiembre, nueva fecha propuesta de traslado, se hubiera conseguido toda la recepción de maquinaria las licencias no supondrían un impedimento para el correcto funcionamiento de los talleres.

 

Sindicatos y Ayuntamiento coinciden en que, sin duda, la consecuencia más funesta de todo este aplazamiento es que cada mes que pasa se está perdiendo carga de trabajo. “Hay una línea de trenes que ya ha ido a Toledo; tememos que la carga de trabajo se asiente definitivamente en otros lugares y que a Renfe no le interese abrir el taller de Valladolid”, confiesa Puente.

Noticias relacionadas