Puente resalta los 4.000 inscritos en la Fiesta de la Moto pero no se marca una meta

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, visitó este viernes las instalaciones de la Antigua Hípica. A.MINGUEZA

El alcalde de Valladolid asegura que es importante la climatología, ya que puede atraer a la Antigua Hípica gente no vinculada a la moto para disfrutar de los conciertos.

Mejor no tirarse a la piscina, no sea que uno se moje. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, visitó este viernes horas antes de la inauguración de la Fiesta de la Moto la Antigua Hípica, espacio donde se desarrollarán gran parte de las actividades. Y lo hizo con aire optimista, consciente de que era mejor lo que se va a realizar a lo largo de este fin de semana que nada, ya que Valladolid no hubiera tenido un gran evento estos días de no ser por la nombrada Fiesta de Moto.

 

Así las cosas, Puente quiso comenzar explicándose ante los medios con una anécdota de su llegada. “Bajaba del coche, y una señora mayor me estaba esperando. Se llamaba Dolores y estaba muy emocionada, me ha dado las gracias por mantener el espíritu vivo de las motos en Valladolid, de lo que ha sido Pingüinos. Imagino que no se habrá perdido ninguna de las 33 ediciones. Solo con eso merecía la pena el esfuerzo”, hizo ver el primer edil antes de dar gracias a todos aquellos que han hecho realidad la Fiesta.

 

¿Pero y cuántos moteros se esperan o, simplemente, asistentes a lo largo de viernes, sábado y domingo? “Sé que ayer [por este jueves] estábamos en torno a los 4.000 inscritos, hoy veremos cuántos son al final, aunque imagino que mañana [por el sábado] será el día fuerte. Yo creo que es mejor no fijar ese tipo de objetivo, el éxito es poner esto en pie y hacer este tipo de transición. Espero que el año que viene podamos verlo con otra perspectiva, ya con Pingüinos de nuevo”, dejó patente el alcalde.

 

“Para los conciertos confiamos en que la climatología ayude un poco, es uno de los ganchos, porque puede traer a gente que no esté vinculada al mundo de la moto. Eso en buena medida depende de la climatología”, concluyó Puente, antes de mostrarse satisfecho por “retomar el espíritu de Pingüinos en la ciudad”.