Puente reclama a la Junta "solidaridad" ante el cierre de Lauki porque "mañana puede tocar" en Peñafiel o Zamora

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha reclamado este martes "solidaridad" a la Junta de Castilla y León ante la iniciativa de realizar un boicot a los productos del Grupo Lactalis.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha reclamado este martes "solidaridad" a la Junta de Castilla y León ante la iniciativa de realizar un boicot a los productos del Grupo Lactalis después de su anuncio de cierre de la factoría de Lauki en la capital vallisoletana porque asegura que "mañana puede tocar" en las plantas que tiene esta compañía en Peñafiel y Zamora.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, el regidor vallisoletano ha confirmado que la próxima semana estará presente en una de las dos movilizaciones que han convocado los sindicatos para los días 29 y 31 de marzo, ya que tenía previsto irse de viaje con su familia en coincidencia con las vacaciones escolares.

  

En cuanto a la iniciativa planteada por él mismo de reclamar que los vallisoletanos no compren productos del Grupo Lactalis y la advertencia de la Junta de Castilla y León de que ello puede perjudicar a otras factorías de le empresa en la Comunidad, Puente ha señalado que comprende que la Administración regional tenga "una línea negociadora distinta" y trabaje para pone "un comprador encima de la mesa".

  

Pero posteriormente ha reclamado solidaridad, porque ha advertido de que si el "método" de Lactalis "se impone", hoy "afecta a Valladolid, pero mañana puede tocar a la de Peñafiel o a la de Zamora".

  

De hecho, ha recalcado que el Ayuntamiento mantendría esta posición si en Valladolid se produce otro conflicto laboral en empresas "que ganan mucho dinero, que despiden a trabajadores y que se trasladan a otros sitios para maximizar beneficios".

  

El regidor vallisoletano ha reiterado el compromiso del Ayuntamiento de "defender los intereses de la ciudad y de los trabajadores con todos los recursos al alcance" ante una decisión de una empresa que tiene "un beneficio empresarial enorme en toda España, así como un beneficio concreto, cuantificable en la planta de Valladolid que se ha incrementado en los últimos dos años" y que anuncia el cierre de la factoría.

  

Así, ha calificado que estas "prácticas empresariales" sólo buscan, a su juicio, "acabar con la competencia, acaparar cuota de mercado, y concentrar la producción para maximizar aun más un beneficio que ya es más elevado" mientras dejan "tirados" a trabajadores y familias que llevan décadas en la empresa.

  

Tras señalar que, "desde algún sector político" del Ayuntamiento se  diga que hay que negociar con Lactalis, se ha preguntado "qué se va a negociar" con una empresa que tiene beneficios y que "aun así pretende cerrar sus instalaciones".

  

En un momento en el que, según Óscar Puente, "se habla mucho del compromiso social corporativo", estas prácticas "van en contra de la dirección de los tiempos y de lo que se debe tolerar por la sociedad y por las administraciones".