Puente rechaza la agresión a Rajoy, "especialmente" por producirse sobre un símbolo del país

Óscar Puente, alcalde de Valladolid. ALBERTO MINGUEZA

El alcalde de Valladolid ha mostrado su coincidencia con las afirmaciones del propio Rajoy sobre que España es un país "tranquilo y pacífico".

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha manifestado su "rotundo" rechazo a la agresión que recibió este miércoles el presidente del Gobierno y candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, "especialmente" por producirse sobre "los símbolos del país", "las personas que representan" a los ciudadanos.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, el primer edil vallisoletano ha aseverado que el puñetazo a Rajoy por parte de un menor de 17 años le dio "pena y asco" y le pareció "absolutamente deplorable" pues no dio siquiera "la oportunidad de anticiparlo o de defenderse".

 

Puente ha reflexionado que "guste o no", Mariano Rajoy es el presidente del país y ha recalcado que "todas las formas son rechazables, pero especialmente las que se producen sobre los símbolos", sobre las personas que los ciudadanos han elegido democráticamente como representantes.

 

El alcalde ha mostrado su coincidencia con las afirmaciones del propio Rajoy sobre que España es un país "tranquilo y pacífico", pero ha manifestado su deseo de que estas conductas "no se imiten ni se reproduzcan", ya que ha recordado que algunos políticos, entre los que se encuentra él mismo, han optado por "ir por la vida sin escolta" y consideraría "muy triste" que se vieran obligados a optar por una protección que no le parece necesaria.