Puente no retirará el título de Ciudad Taurina pero no comparte su "utilización política"

El alcalde confiesa que fue "muy aficionado" a los toros pero que últimamente se ha retirado "un poco". 

Óscar Puente, desde el pasado sábado nuevo regidor de la ciudad de Valladolid, ha explicado que, a pesar de haber sido “muy aficionado al mundo de los toros” nunca entendió que el anterior alcalde nombrara a Valladolid Ciudad taurina. “Se empeñaron en politizar la Fiesta y llevarse este tema a su redil partidista, haciendo un flaco favor a los toros en Valladolid”, añadió.

 

No obstante, dice que no va “a rebobinar” las decisiones de otros y no tiene pensado privar de este título a la ciudad, aunque dice que Valladolid tendría que ser mucho antes “la ciudad del Cine, de la Semana Santa o del deporte”, ha dicho en declaraciones a Tribuna.

 

Puente confesó que fue “muy aficionado a los toros pero que ahora se ha “apartado” un poco, porque “primero, como aficionado la calidad es menor, es una fiesta que se va degradando”. Puente cree que "la escasez de calidad de ganaderías” y “la ausencia de figuras del toreo” le ha hecho alejarse de esta afición, algo que también ha agravado "la politización" del mundo taurino.

 

El actual alcalde dice que fue “muy de José Tomás” y que ha dejado un “vacío difícil de llenar”. También le gustan otros toreros como Perera o Manzanares, pero no están “a la altura” del diestro de Galapagar.