Puente no pierde la esperanza de la venta de Lauki a pesar de la "prepotencia" de Lactalis

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha mantenido una reunión con la consejera Milagros Marcos. Dicen que Ayuntamiento y Junta tienen que ir a una. 

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha manifestado este viernes su "sorpresa" por la actitud "tan prepotente" del Grupo Lactalis ante la oferta de una empresa ajena al sector lácteo para comprar la fábrica de Lauki en Valladolid e iniciar un proceso de reconversión.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press, el primer edil ha recalcado que tanto el Ayuntamiento como la Junta de Castilla y León mantienen el trabajo para intentar "de la mano" que no se produzca el cierre de la fábrica sin posibilidad de compra, al tiempo que ha abogado por "agotar" esta vía.

  

Puente ha precisado que, el Grupo Lactalis, "no se niega abiertamente" a la venta pero mantiene un actitud "nada colaboradora", ya que después de anunciar el cierre y posteriormente apuntar que estaban "abiertos" a la posibilidad de vender la fábrica, ahora que "hay una empresa con un plan de reconversión no ponen nada de su parte".

  

"Nadie les puede obligar a vender, pero si hay solución alternativa la pregunta es a qué juegan", ha añadido el primer edil.

  

Por ello, ha considerado "no admisible" que la conclusión del proceso sea el cierre de la empresa, dejar sin trabajo a los 85 empleados, "sin actividad" y con "ese muerto en el medio de la ciudad", en referencia a la fábrica vacía.

  

El alcalde ha considerado que "todo tiene límite" y ha reconocido que Lactalis tiene el derecho sobre la propiedad, pero ha aseverado que "quieren disponer de la vida de las personas y quieren llevar las cosas a un extremo absolutamente intolerable".

  

En este sentido ha apuntado que este jueves ha hablado con la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, con quien ha compartido información pues entiende que hay diferentes impresiones ya que este miércoles los representantes de la Junta "decían que la reunión no había ido mal", mientras que al Ayuntamiento le ha llegado la negativa de Lactalis a vender la fábrica a la empresa interesada.

  

En definitiva, Puente ha apostado por "intentar de la mano que esto no se produzca" y agotar la posibilidad de compra por parte una empresa "que no va a competir" con el negocio de Lactalis. En el caso contrario, ha advertido de que el Ayuntamiento hará "todo" lo que esté en su mano para que, "si finalmente se marchan, no se vayan de rositas".

Noticias relacionadas