Puente: “No es incompatible la aconfesionalidad con la presencia en actos religiosos”

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, junto al presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero. J.P.

El alcalde de Valladolid respondió a Toma la Palabra y Sí se Puede, que aseguraban que un representante público no debía estar en actos como el del desfile de la Virgen de San Lorenzo.

Este martes 8 de septiembre, día de la patrona de la Virgen de San Lorenzo, era una jornada especial para el nuevo alcalde de Valladolid, Óscar Puente. Se trataba de su primer festejo de estas características como primer edil después de tantos años desde la oposición, algo que valoró con una sonrisa en el rostro. “Pretendemos dar continuidad a la presencia institucional que ya tuvimos siempre como grupo político en los acontecimientos de nuestra ciudad, que forman parte de nuestra esencia y de nuestras creencias”, arrancó Puente.

 

Fue entonces el alcalde preguntado por la sugerencia de los otros dos grupos municipales que le apoyaron en su envestidura, Sí se Puede y Valladolid Toma la Palabra, que aseguraban que un personaje público de su calado no debía pronunciarse apareciendo en situaciones de carácter religioso.

 

“Respeto mucho esa opinión y creo que es un debate legítimo, pero no es incompatible la aconfesionalidad del estado y los poderes públicos con la presencia en aquellos actos que como este, que como digo forman parte de la esencia de lo que somos, de nuestras costumbres”, espetó Puente.

 

“Creo que los poderes públicos deben estar cerca de la ciudadanía y atender a lo que demandan, siempre que sea razonable y no haga daño a nadie. Yo soy alcalde de Valladolid, no de Oslo ni de Toulouse”, concluyó.