Puente no dará marcha atrás y habla de "deslealtad"; Zancada asegura que "algunos se han vuelto locos"

El presidente del grupo municipal socialista, Óscar Puente, ha dado de plazo hasta este jueves a mediodía a Juanjo Zancada para que devuelva su acta como concejal o abandone el partido.

Ninguno quiere hacer declaraciones, lo cierto es que su relación estaba muy deteriorada, casi rota. Una polémica entrevista en televisión fue la gota que desató el tsunami político dentro del grupo municipal socialista, que ha llevado a su presidente, Óscar Puente, a pedir el acta de concejal al edil Juan José Zancada.

 

El primero ha dicho que explicará las razones que le han llevado a solicitar la cabeza del todavía concejal socialista. Lo hará cuando este presente la renuncia, aunque habla de una “deslealtad elevada al cubo”. El segundo apela a la “tranquilidad”, antes de sentenciar que “algunos se han vuelto locos”.

 

El cisma en el seno del Partido Socialista de Valladolid es más que evidente y Óscar Puente dice que “no habrá marcha atrás”. Por lo que Juanjo Zancada tiene de plazo hasta el mediodía de este jueves para devolver su acta de concejal o abandonar el partido. El órdago es más que evidente, aunque Zancada se enroca y dice que no va a llegar a tal extremo.

 

“Se están sacando las cosas de madre”, dice el proscrito, antes de asegurar que serán los propios mecanismos del partido quienes decidan el desenlace. Puente, por último, indica que su propuesta responde a una decisión “muy estudiada” y perfectamente “legal”.  La resolución podría llegar en las próximas horas.

Noticias relacionadas