Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Puente insiste en que pudo haber "irregularidades" en la contratación de la Escuela de Música

Óscar Puente, alcalde de Valladolid. JUAN POSTIGO

El alcalde de Valladolid asegura que el hecho de que se haya archivado la denuncia penal contra la exconcejal responsable de la Escuela, "no quiere decir que no haya irregularidades".

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado este miércoles que el hecho de que se haya archivado la denuncia penal contra la exconcejal responsable de la Escuela de Música, Domi Fernández (PP), "no quiere decir que no haya irregularidades administrativas importantes" en el último proceso de adjudicación de este centro municipal.

 

Por ello, el regidor socialista ha rechazado pedir disculpas, como le había reclamado unos minutos el presidente del Grupo Municipal Popular, José Antonio Martínez Bermejo, quien también ha criticado los pliegos que sacará el nuevo equipo de Gobierno para volver a adjudicar la Escuela de Música.

 

De hecho, el primer edil ha aseverado que "quienes tienen que pedir disculpas son ellos", en referencia al anterior equipo de Gobierno del Partido Popular, ya que el proceso que culminó con la adjudicación a la cooperativa In-Pulso Musical ha motivado hasta "seis procedimientos judiciales" por la "mala tramitación" que han costado "daños económicos importantes al Ayuntamiento".

 

Por ello, ha advertido, el hecho de que la causa contra la exedil del PP se haya sobreseído no la excluye de "responsabilidades administrativas importantes", al tiempo que ha defendido que el actual equipo de Gobierno trata de "encauzar un proceso más que se gestionó de manera tan nefasta, para que ya nadie se sienta agraviado".

 

Puente ha aseverado que no ha tenido "ningún tipo de actuación en los desmanes del anterior proceso de adjudicación" y ha recordado que el Grupo Municipal Socialista no ha sido parte en el procedimiento ni ha denunciado. Simplemente, ha matizado, ha estado "de parte de los profesores" que trabajaban en la Escuela de Música hasta que fue adjudicada a In-Pulso Musical y les han "asesorado", pues entendían que han sido "las personas perjudicadas por un procedimiento irregular" ya que "se les sacó de la Escuela de Música de mala manera".

 

No obstante, ha puntualizado que en los actuales pliegos se dice claramente que "no cabe subrogación del personal con arreglo a una serie de sentencias de tribunales penales", algo que recuerda que "no hicieron" el anterior equipo de Gobierno y que finalmente obligó al Ayuntamiento a indemnizar a la anterior empresa.

 

Ahora, en el nuevo proceso de adjudicación que se pone en marcha, tanto ese grupo de profesores, como la actual empresa que gestiona la Escuela, tienen la posibilidad de acudir a un proceso "imparcial, limpio y en el que cualquiera que se presente y cumpla los requisitos puede ser adjudicatario".