Puente dice al ministro que si se dejara de "partidismos" el Campus se llevaría al Salvador

El alcalde de Valladolid ha afirmado que espera que, una vez pasado "el furor partidista", el Ministerio respete la decisión que tiene el Gobierno municipal de mantener ese equipamiento en el centro y se pongan a trabajar.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se ha reafirmado en sus críticas al ministro de Justicia, Rafael Catalá, sobre sus declaraciones en torno a la Ciudad de la Justicia de la capital vallisoletana, que considera que si todos fueran "sensatos" y se dejaran de "partidismos" se llevaría a cabo en el antiguo colegio de El Salvador.

  

Puente, en declaraciones recogidas por Europa Press, se ha referido así a la petición de rectificación y de "respeto institucional" que ha reclamado el Grupo Municipal Popular después de que en el pleno municipal de este miércoles calificara de "disparatado" decir que si se acepta la propuesta de llevar la Ciudad de la Justicia a la ubicación que propone el Ayuntamiento se retrasaría el proyecto hasta 2026.

  

El primer edil ha calificado de "salto mortal" del PP el cambio entre un alcalde como Francisco Javier León de la Riva que "insultaba" a los ministros al presidente del Grupo, José Antonio Bermejo, que pide "respeto institucional" que ve "incompatible con el ejercicio de la política".

  

Dicho esto ha aclarado que no ha dicho "que sea la señorita Pepis vestida de soldado ni cosas de ese tipo", sino que la palabra del ministro "no tiene credibilidad" y ha añadido que después de analizar lo que Catalá dijo se reafirma más en sus declaraciones.

  

"No se qué es más falso, si decir que esta idea de mantener las sedes en el centro retrasa el proyecto hasta 2026 o que si no se hace va a estar en 2017, no se cual de las dos cosas es menos creíble", ha dicho.

  

El alcalde de Valladolid ha afirmado que espera que, una vez pasado "el furor partidista", el Ministerio respete la decisión que tiene el Gobierno municipal de mantener ese equipamiento en el centro y se pongan a trabajar.

  

A este respecto, ha afirmado que el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, tiene el tema "superestudiado" y precisamente, ha recordado, este jueves va al Ministerio.

 

SOLUCIÓN "PARA TODOS"

  

Puente ha reiterado que se tiene "la solución encima de la mesa" y los retrasos, de haberlos, considera que van a ser mínimos, pero además no va a haber incremento de costes y "encima" será una solución satisfactoria "para todos", con la Justicia centralizada, no dispersa, y en un lugar en el que a la ciudad "le viene bien", en unos plazos razonables y por un importe incluso menor del que inicialmente estaba pactado.

  

"Si todos somos sensatos y nos dejamos el partidismo a un lado lo haremos", ha señalado el alcalde, quien ha asegurado que cuenta con la "absoluta complicidad" de todos los sectores de la ciudad y recibe "constantes felicitaciones" por mantener esta postura en esta cuestión.

  

"Es que es un clamor en la ciudad el que no podemos seguir extrayendo equipamientos públicos del centro y llevándolos encima a lugares que no les aportan nada", ha aseverado, tras lo que ha insistido en que si se lleva la Ciudad de la Justicia a un barrio "degradado" con el objeto de "rehabilitarlo" de alguna manera sería diferente, pero se lleva a zonas "prácticamente contemplativas, desérticas", por lo que cree que "no tiene ningún sentido lo que se plantea".

  

Además, ha aclarado que el Equipo de Gobierno podía haber adoptado una posición "cómoda" y "sentarse a ver" lo que hacía el Ministerio, de manera que si no construyese la Ciudad de la Justicia tendrían "fácil" la crítica, mientras que si se pusieran a hacerla, "ahí está" y se reagrupan las sedes en torno a un edificio.

  

Por el contrario, consideraban que desde un "punto de vista responsable con la ciudad" se tenían que "mojar" porque al sacar los equipamientos se "cargan" la ciudad.

  

Como curiosidad, ha asegurado que el otro día mantenía una conversación con alguien que decía que era del PP y que, cuando hablaba con otros de la misma formación, comentaba que era "para hacerse mirar" que tuviera que llegar un gobierno de izquierdas a solucionar los problemas de quienes tienen negocios en el centro.

  

El alcalde de Valladolid, quien considera que el PP no está "acertado" con su posición en este tema, ha añadido que la negociación con el Ministerio "será todo lo dura que tenga que ser" pero el Equipo de Gobierno "tiene un propósito muy claro" y, ha reiterado que, de haber retrasos serán mínimos, pero además le importa más "que lo que se haga sea bueno de cara al futuro" y no que una decisión, por ser más rápida, condicione el futuro de la ciudad.

Noticias relacionadas