Puente, del cierre de Lauki: “No es el momento de declaraciones institucionales, sino de trabajar”

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, acompañado del teniente de alcalde, Manuel Saravia, en el Pleno. J.P.

El alcalde de Valladolid se mostró expeditivo en el Pleno y no permitió que el Partido Popular propusiera una declaración institucional conjunta de todos los grupos municipales.

Ya lo había dejado caer el Partido Popular del Ayuntamiento de Valladolid el pasado viernes con un comunicado que remitió a los medios de comunicación, y este lunes se hizo realidad en el Pleno Extraordinario en el que se debatió sobre el Plan General de Ordenación Urbana. El PP proponía, después del anuncio del cierre de la fábrica de Lauki para el próximo mes de junio, que todos los grupos municipales y el concejal no adscrito aprobaran una declaración institucional en el que se daba el apoyo frontal a los trabajadores y recordaba lo importante de esta empresa en Valladolid.

 

Pero no pudo ser. Primero, porque el alcalde, Óscar Puente, tenía sus dudas legales de que después de haber concluido el anterior debate se pudiera aprovechar el Pleno Extraordinario para tratar otro tema. Y segundo, porque “no es momento de declaraciones institucionales, sino de trabajar”. Así de expeditivo se mostró el socialista a la propuesta del popular José Antonio Martínez Bermejo, y es que su grupo había hasta traído ya el comunicado redactado para que fuera aprobado.

 

No fue un dardo envenenado al PP, sino más bien a la Junta de Castilla y León. Y es que Puente considera que el organismo regional pudo y puede hacer bastante más de lo realizado para evitar el cierre de Lauki. La cuestión es que finalmente no hubo aprobado general después de un breve cruce de reproches entre Bermejo y Puente.

 

¿Y qué decía dicha declaración institucional? Concretamente se refería a los 85 puestos de trabajos directos de Lauki, recordaba la historia de esta empresa y su importancia para la dinamización del comercio y el empleo en la ciudad y proponía un comunicado conjunto con tres puntos a tener en cuenta.

 

El primero, en el que el Ayuntamiento se comprometía al mantenimiento de la actividad de Lauki, el segundo en el que solicitaba a Junta y a Estado para realizar “todos los esfuerzos posibles” y el tercero, en el se pedía el compromiso del Consistorio para ayudar a estas dos anteriores instituciones si hiciera falta para evitar el cierre. Pero ya se sabe, no hubo tal declaración institucional.

Noticias relacionadas