Puente deja la acusación personal en el 'Caso Samaniego'

Luis Alberto Samaniego, a la izquierda. TRIBUNA

La razón es que ahora figura como máximo responsable de la Corporación, que también figura en la causa pero como acusación particular.

El recién nombrado alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha decidido finalmente apartarse de las diligencias de investigación del 'Caso Samaniego', donde figuraba personado como acusación popular, al figurar como máximo responsable de la Corporación, que también figura en la causa pero como acusación particular.

  

La decisión, comunicada ya a la jueza de Instrucción número 4, se fundamenta en que al estar ya personado el Ayuntamiento como acusación particular en la investigación no tenía sentido mantener la acción popular que Puente, ahora al frente del mismo, activó hace meses a título pesonal cuando entonces ostentaba la Presidencia del Grupo Municipal Socialista, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

  

Las diligencias del caso han tenido hoy un nuevo capítulo en la persona de los hermanos Francisco y José Raúl N.M, quienes, en calidad de testigos, han sido interrogados por la jueza respecto de por qué trabajaban en el Centro de Mantenimiento del Ayuntamiento pese a estar ambos contratados por el principal imputado y entonces jefe de dicha área, Luis Alberto Samaniego.

 

PERSONAL DE SAMANIEGO EN DEPENDENCIAS MUNICIPALES

  

En su declaración, los dos hermanos, según pudo saber Europa Press en fuentes del caso, han explicado que trabajaron entre 2008 y 2012 para Luis Alberto Samaniego, adscritos a la empresa Mantenimiento e Infraestructuras Urbanas, y que fue su propio jefe el que, sin más explicaciones, les mandó al Centro de Mantenimiento para que prestaran sus servicios de albañilería y carpintería bajo las órdenes de un capataz respectivo.

  

"Aunque eran trabajadores de Samaniego, cada uno estaba bajo las órdenes de un capataz distinto dependiente del Centro de Mantenimiento", han explicado las mismas fuentes, que también refieren que los dos hermanos han asegurado que en 2012 fueron despedidos con la excusa de que Mantenimiento e Infraestructuras Urbanas no podía mantenerles en sus puestos por falta de liquidez.

  

La próxima testifical, esta vez en calidad de imputadas, tendrá como protagonistas el próximo día 22 de julio a la jefa del Departamento de Patrimonio, Ana Isabel Page, y a la actual encargada del centro de Mantenimiento, María Jesús Benito.

  

La aludida Ana Page es supuestamente la persona que destapó la trama actualmente investigada, mientras que la actual responsable del Centro de Mantenimiento, María Jesús Benito, fue acusada por un trabajador de ser partícipe de la destrucción de pruebas relacionadas con este caso en el que se investiga, entre 2000 y 2014, el supuesto enriquecimiento--más de 11,2 millones de euros--del clan de empresas vinculadas al exjefe de Mantenimiento del Consistorio vallisoletano.

  

Hasta el momento han declarado como imputados Luis Alberto Samaniego y su hijo, así como un primo del primero, Antonio Bernardo Samaniego, y Miguel Ángel Rodríguez Patín, contable del grupo de empresas familiares.