Puente cree que Saravia es el concejal de Urbanismo "que Valladolid espera desde hace décadas"

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, en comparecencia de prensa. TRIBUNA

El futuro alcalde de Valladolid descarta una rebaja de sueldo propia que sea superior al 20 por ciento.

El candidato socialista a la Alcaldía de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado que el cabeza de lista de Toma la Palabra (VTLP), Manuel Saravia, es el concejal de Urbanismo "que esta ciudad lleva esperando desde hace décadas".

 

Puente se ha pronunciado así sobre la posible entrada de VTLP en el nuevo equipo de Gobierno que él aspira a liderar, antes de señalar, en una entrevista concedida a Diario de Valladolid-El Mundo, "sería muy malo" que la formación de Saravia no formara parte del Ejecutivo municipal.

 

El próximo alcalde de Valladolid, a falta de conocer el resultado de la consulta de Toma la Palabra sobre su inclusión o no en el equipo de Gobierno, ha destacado los acuerdos logrados en materia programática entre PSOE, VTLP y Sí se Puede (SIVA) para favorecer un cambio de signo en la Alcaldía, al tiempo que ha restado importancia a las discrepancias, como la relativa al número de concejalías de área.

 

Puente también ha abogado por que la cabeza de lista de SIVA, Charo Chávez, asuma también una concejalía, si bien esta formación ya anunció que no formaría parte del equipo de Gobierno, de modo que ha expresado su deseo de que tres de las ocho áreas municipales en que se organizará el Consistorio correspondan a VTLP y el resto, al PSOE.

 

Al hilo de esto, ha mostrado su preferencia por la número dos socialista, Ana Redondo, como titular de Cultura y ha abogado por que la primera Tenencia de Alcaldía corresponda también a una mujer, sin descartar que pudiera ser de otra formación.

 

El candidato socialista ha descartado que, en lo relativo a su futuro sueldo como alcalde, vaya aplicar una rebaja superior al 20 por ciento respecto a la actual remuneración y ha anunciado que el próximo Presupuesto municipal "más contenido" debido, entre otras cosas, a la supresión anunciada de la tasa de basuras.

 

En cuanto a su relación a partir de ahora con el Grupo Municipal Popular, que presidirá el ex subdelegado del Gobierno José Antonio Martínez Bermejo, Puente espera que sea "buena" y ha destacado el carácter "dialogante" y "afable" del nuevo líder del PP en el Consistorio, por lo que ha sentenciado que "va a ser mucho mejor que la que ha habido en los últimos 20 años".

 

Tras reconocer que los resultados electorales de su partido, a pesar de poder gobernar, han sido "malos" por perder cerca de 7.000 votos y un edil, ha puntualizado que "no es un resultado para estar tristes". Puente ha negado que el objetivo de los tres grupos que van a permitir el cambio en la Alcaldía sea "echar al PP" y ha ensalzado el "compromiso social" de todos ellos.

 

El candidato socialista también ha mostrado su intención de crear un consejo del que formen parte los dos exalcaldes de la Democracia, el socialista Tomás Rodríguez Bolaños y el 'popular' Francisco Javier León de la Riva, para "aportar ideas para la ciudad", aunque ha reconocido que "para eso hay que normalizar las cosas" entre él y el exregidor del PP, algo que de momento no ve "fácil" dada "la actitud que está teniendo" el segundo.