Puente cree que la solución para Dulciora será distinta a la de Lauki

El alcalde de Valladolid dice que las negociaciones con Mondelez, propietaria de la fábrica, están abiertas y critica las palabras de la presidenta de la CVE.


 

Óscar Puente, alcalde de Valladolid ha asegurado este 13 de octubre que confía en que la solución empresarial en la fábrica de Dulciora, amenazada por la decisión de cierre por parte de su propietaria, Mondelez, no sea la misma que en el caso de Lauki, factoría que se cerró el pasado 30 de septiembre.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, el regidor vallisoletano ha apuntado que existen negociaciones sobre la fábrica de Dulciora y confía en que "finalmente haya un acuerdo y entre un tercero que se haga cargo" de las instalaciones.

 

Por ello, ha recordado el caso similar vivido con la fábrica de Lauki, cerrada el pasado día 30 después de que su propietaria, Lactalis, no admitiera negociar ofertas de venta y ha manifestado el deseo de que la solución "no sea la misma".

 

En este sentido, ha mostrado su malestar con unas declaraciones a la Cadena Ser de la presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), Ángela de Miguel, quien ha reprochado que el Ayuntamiento haya mantenido una política de "enfrentamientos, amenazas y presiones" con el grupo Lactalis durante la negociación.

 

De hecho, ha ironizado con que el Ayuntamiento se plantea "entregar medalla de oro y las llaves de la ciudad a Lactalis" y que "como el consejero delegado es de por aquí" se le podría proponer "como pregonero de las fiestas".

 

Así, ha recordado que Lactalis "se han llevado una empresa que llevaba más de 60 años en Valladolid, que el año pasado dio 3 millones de beneficio, han dejado en la calle a los trabajadores y han engañado a las instituciones".

 

Por todo ello, ha acusado a De Miguel de "hablar bien" de "empresarios con comportamientos indecentes" y ha reflexionado que "cuando desde la empresa o desde la política se defienden comportamientos indecentes" es un error, pues se transmite a la ciudadanía que "todos son iguales, y no todos los son".

Noticias relacionadas