Publicadas las bases para la solicitud de distintas ayudas forestales del Programa de Desarrollo Rural

Sierra

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado  las bases para las ayudas forestales dentro del marco del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020.  

Estás ayudas irán dirigidas a irán dirigidas a la reforestación y creación de superficies forestales; a la prevención de daños a los bosques; a la redacción de planes de gestión forestal; y a las ayudas para las labores de mejora de terrenos forestales de aprovechamiento ganadero. El Gobierno autonómico avanza en la tramitación de unas ayudas que permiten mejorar la gestión de los montes, la actividad agrícola y ganadera y la protección del medio ambiente.

 


Los beneficiarios de estas cuatro líneas, que hoy se publican, podrán ser tanto personas físicas como personas jurídicas públicas o privadas, a quienes se les concederá la ayuda en función de la puntuación que obtengan atendiendo a los criterios de valoración recogidas en las bases.

En primer lugar, se encuentran las ayudas a la reforestación y creación de superficies forestales, con el objeto de aumentar la superficie de terrenos forestales y mejorar la calidad de los mismos, como instrumento para proteger el medio ambiente, prevenir los incendios forestales y las catástrofes naturales, y atenuar el cambio climático.

Dentro de esta línea, se contemplan las siguientes ayudas: en primer lugar, se plantea una 'Ayuda a la reforestación y a la creación de superficies forestales' que sirve para financiar los trabajos de preparación del terreno, adquisición de plantas, protección de las mismas mediante tutores o protectores y la plantación en sí.

Incluirán asimismo las obras complementarias a la forestación necesarias para su supervivencia; además, se prevé una 'Prima de mantenimiento' de carácter anual por cada hectárea forestada que sirva para cubrir los gastos del mantenimiento de la masa implantada por un periodo de cinco años.

La valoración en las solicitudes atenderá, entre otros aspectos, al volumen de superficie a forestar, el grado de fragmentación de los terrenos y su riesgo de erosión, así como a otros aspectos, como el número de propietarios, el tipo de terrenos o las actuaciones llevadas a cabo por los solicitantes para la integración laboral de las personas con discapacidad.

Para la adecuada ejecución de las obras subvencionadas se tendrán en cuenta los cuadernos de zona en los que se recogen, entre otros extremos, las especies idóneas, los métodos de preparación del terreno, la distribución de los grupos de especies, los tipos de plantas y las densidades para la realización de los trabajos de forestación. A su vez también se incluyen las consideraciones técnicas referentes a los métodos de preparación del terreno, especies y plantación y las obras complementarias que pueden ser objeto de financiación, que se establecen en un documento denominado requerimientos técnicos.

El desarrollo de esta línea ha permitido subvencionar la repoblación de más de 200.000 hectáreas en la Comunidad durante los más de 20 años de aplicación, lo que ha situado a Castilla y León a la cabeza del ámbito nacional.

PREVENCIÓN DE DAÑOS A LOS BOSQUES

La finalidad de las ayudas a la prevención de daños a los bosques es prevenir los daños a los bosques, a través de la redacción de planes quinquenales de actuaciones preventivas, así como la ejecución de tales actuaciones.

Se valorará en las solicitudes el tipo de labor a ejecutar, la superficie continua de actuación, la procedencia, la ubicación y el riesgo de incendio de las masas forestales sobre las que se actúa, así como la planificación de la gestión de los recursos forestales, la agrupación y asociación de los beneficiarios o la integración laboral de las personas con discapacidad.

El buen resultado estas ayudas en el periodo de programación 2007-2013, y la necesidad de seguir actuando sobre la superficie forestal de la Comunidad con el fin de prevenir daños a los recursos forestales, justifica la inclusión de esta línea de ayuda en el nuevo programa.

Para la adecuada ejecución de las obras subvencionadas se atenderá a las condiciones de ejecución establecidas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, así como a lo previsto en el plan de actuaciones preventivas de cada explotación en el que a partir de las principales características de la explotación forestal en cuanto a su vegetación, patrimonio natural, infraestructuras, mejoras y aprovechamientos realizados, se planifican las actuaciones a llevar a cabo por la ayuda en un periodo de cinco años.

TERRENOS FORESTALES CON VOCACIÓN SILVOPASTORAL

La finalidad de las ayudas para terrenos forestales con vocación silvopastoral es la conservación y mejora de los terrenos forestales dedicados para el aprovechamiento ganadero, mediante la planificación previa y ejecución de diversas actuaciones en la explotación ganadera objeto de la ayuda, durante un período de cinco años.

Las actuaciones subvencionables son la redacción de un plan silvopastoral, desbroce, resalveo, implantación y mejora de pastizales, protectores para la densificación del arbolado, cerramientos ganaderos, mangas ganaderas, puntos de agua y pasos canadienses. La programación de estas actuaciones durante los cinco años de duración de la ayuda vendrá reflejada en el plan silvopastoral.

En la valoración se tendrán en cuenta, entre otros aspectos, la figura de agricultor a título principal, las características y la ubicación de la explotación ganadera, así como las actuaciones llevadas a cabo por los solicitantes para la integración laboral de las personas con discapacidad.

La Junta destaca "la efectividad de esta medida en el anterior programa, que se tradujo en una significativa disminución del número de incendios en aquellos municipios en los que se ha actuado con más intensidad".

PLANES DE GESTIÓN FORESTAL

Dicha ayuda tiene como finalidad incrementar la superficie dotada de planificación en su gestión forestal, en la que establezcan acciones preventivas destinadas a conseguir un estado selvícola y de manejo que disminuya los daños derivados de incendios, desastres naturales y catástrofes.

Podrá ser objeto de ayuda la elaboración de proyectos de ordenación y planes dasocráticos, según proceda, así como sus revisiones. Y los criterios a valorar serán tanto la superficie de actuación como la continuidad de la gestión, el tipo de masa, u otros aspectos, como el número de titulares, la ubicación de los terrenos, el riesgo de incendios forestales o las actuaciones llevadas a cabo por los solicitantes para la integración laboral de las personas con discapacidad.

Este programa de ayudas comenzó en el año 1993, entonces dentro de las denominadas Medidas de Acompañamiento de la PAC, y actualmente se encuentra en su cuarto periodo (2014-2020), como una de las medidas previstas en el Reglamento (UE) 1305/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), e incluidas en el Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León (PDR) 2014-2020, elaborado por la Junta.